fotos aer

fotos aer

“La Constitución ordena la separación clara entre el Ejército y la política. Cuando se rompe esa frontera se presentan excesos, como los ocurridos durante la guerra sucia en los años 70; entonces el Ejército se convirtió en instrumento de combate contra la disidencia política”.

Alejandro Encinas Rodríguez
Coordinador de los diputados del PRD
LXI Legislatura


IMAGEN1

Punto de acuerdo en relación al conflicto entre Grupo MVS y la comunicadora Carmen Aristegui.



Jueves, 26 Marzo 2015

Quien suscribe, Alejandro Encinas Rodríguez, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 8, numeral 1, fracción II; 76, Numeral 1, Fracción IX; 95; 108 y 276, numerales 1 y 2, y demás disposiciones relativas y aplicables del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Asamblea la siguiente Proposición con PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE RESOLUCIÓN EN RELACIÓN CON EL CONFLICTO ENTRE GRUPO MVS Y LA COMUNICADORA CARMEN ARISTEGUI, al tenor de las siguientes:


CONSIDERACIONES


Dentro de los escándalos de conflicto de interés con mayor repercusión a nivel internacional y ejemplo de total impunidad o responsabilidad ante la Ley, es el caso de la Casa Blanca y las acusaciones sobre una red de prostitución de Gutiérrez de la Torre, ex líder del PRI-DF.

Ambos se caracterizaron porque a pesar de las pruebas escritas, videos e investigaciones, fruto de un nuevo tipo de periodismo de investigación encabezado por Carmen Aristegui y su Unidad de Investigación; en los últimos meses se convirtieron en una plataforma de denuncia a la irresponsabilidad y excesos de poder político en México.

La labor de Carmen Aristegui y su Unidad de Investigación no se limitó a un esfuerzo individual de crítica ante el régimen, sino a la construcción de un nuevo tipo de periodismo de participación ciudadana, al establecer alianzas con redes sociales y organizaciones mundiales para otorgarle al periodismo transitar a una nueva era de libertad de expresión, como fue el anuncio el pasado miércoles 11 de marzo de 2015, la promoción de una plataforma de Méxicoleaks para denuncias ciudadanas.

Sorpresivamente y con una sobrerreacción por parte del Grupo MVS, no solo cuestionó la autoridad de la conductora en comento, respecto a su alianza con Méxicoleaks, sino que el 12 de marzo despidió a Daniel Lizárraga, coordinador de la Unidad de Investigación del equipo de Aristegui, junto con el reportero Irving Huerta, responsables de la investigación de la Casa Blanca de la familia presidencial y del reportaje sobre Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Al respecto, Grupo MVS, que encabeza Joaquín Vargas difundió esa tarde un comunicado en que informa del doble despido. “Como parte de las medidas pertinentes que está tomando la empresa, para evitar el uso indebido de nuestros recursos humanos, tecnológicos, y materiales, el día de hoy dos reporteros, adscritos a la unidad de investigaciones especiales de Noticias MVS fueron separados por pérdida de confianza. La decisión, obedece a que la empresa tiene razones suficientes, que han ocasionado la pérdida de nuestra confianza en ambos reporteros.

“Como lo hemos venido señalando desde el día 10 de marzo, la plataforma Méxicoleaks no es el problema, pero comprometer recursos y marcas de la empresa, sin el conocimiento y autorización de la administración de MVS Radio, es inadmisible e inaceptable. Lamentamos, vernos obligados a tomar este tipo de decisiones. Pero como empresa, no podemos permitir abusos por parte de nuestros colaboradores. Exhortamos a todos nuestros conductores y colaboradores a seguir trabajando, con responsabilidad, para mantener el liderazgo de nuestros servicios informativos”. MVS acusó ayer miércoles a Carmen Aristegui de “abuso de confianza”, en desplegados publicados en diarios y en los propios espacios de la barra comercial del noticiero. El motivo: participar con la marca “Noticias MVS” en una alianza de medios para lanzar la plataforma digital Méxicoleaks “sin la autorización expresa de los propietarios”.

Adicionalmente, el Grupo MVS emitió unilateralmente nuevas directrices que modificaron el contrato original con la reportera, de acuerdo al ombudsman de MVS Radio, Gabriel Sosa Plata, dio a conocer que dicha empresa aplicará nuevos lineamientos desde el lunes 16 de marzo que “modifican unilateralmente las condiciones del contrato y acuerdo firmado el primero de enero de 1999 con la periodista Carmen Aristegui y no son producto de una acción consensuada” ni que la defensoría a su cargo fuera consultada.1 El actual contrato de Carmen Aristegui, con Noticias MVS, en el Anexo B “sobre política editorial y reglas de conducta ética”, se establece una serie de lineamientos, entre los cuales destaca que ‘los titulares de cada una de las emisiones serán responsables finales del contenido y dinámica de sus espacios”, quienes “desarrollarán su tarea en un pleno ejercicio de libertad de expresión”. Es decir, con base en este Acuerdo, Carmen Aristegui tiene la decisión última respecto del contenido de su espacio informativo, aunque más adelante, en la parte relativa al Comité Editorial se afirma que “el contenido y la política editorial de las distintas emisiones de Noticias MVS es responsabilidad de conductores y empresa”. De acuerdo a la declaración de Gabriel Sosa, hasta el momento, este modelo de contrato no lo tienen los periodistas Luis Cárdenas, Ezra Shabot ni Alejandro Cacho. Los nuevos lineamientos modifican unilateralmente las condiciones del contrato y acuerdo firmado el primero de enero de 1999 con la periodista Carmen Aristegui y no son producto de una acción consensuada, como se hizo con el documento precedente, lo que tiene consecuencias jurídicas que esta defensoría no tiene facultades de analizar. De acuerdo al defensor de MVS los lineamientos estarían imponiendo condiciones no contempladas en el acuerdo en lo particular con la periodista y en lo general con los conductores, imponiendo de forma unilateral un conjunto de obligaciones que a consideración de la defensoría “parece una grave omisión, contraria a la Constitución y diversas leyes”.

Finalmente, el Grupo MVS en la noche del 15 de marzo de 2015, MVS Radio dio por terminada la relación de trabajo que tenía con la periodista Carmen Aristegui debido a que 1MVS modifica unilateralmente contrato a Carmen Aristegui, advierte ombudsman, 15 de marzo, Redacción Revista Proceso. Sitio de internet:http://www.proceso.com.mx/?p=398538, la empresa no aceptó la condición que puso la conductora de reinstalar a dos colaboradores, señalados por haber comprometido el nombre de la compañía, sin contar con facultades para hacerlo. A través de un comunicado, la empresa lamentó la posición de la conductora y destacó que el diálogo no se "atiende imponiendo condiciones sino escuchando a las partes y tratando de alcanzar acuerdos… no podemos permitir que alguno de nuestros colaboradores pretenda privilegios en menoscabo de sus compañeros y mucho menos que pretenda imponer a la administración condiciones y ultimatos".


El caso de Carmen Aristegui y la Unidad de Investigaciones Especiales, no puede ubicarse solamente como un litigio de carácter laboral, por la naturaleza y las implicaciones de su trabajo periodístico que le ha valido distinciones nacionales e internacionales, sino que parece representar una actitud autoritaria contra las personas que critican y emiten opiniones no del agrado de altos funcionarios y personajes políticos.

Recordemos que anteriormente el Grupo MVS ya había sucumbido ante la presión del Ejecutivo Federal en los tiempos de Calderón, y que el contrato de su reinstalación protegía su libertad periodística, el liderazgo internacional que asumió Noticias MVS con los reportajes de investigación como fue el caso de la Casa Blanca -que afectó directamente a la figura presidencial-, el caso Tlatlaya -en materia de violación de derechos humanos por parte del Ejército- o la acusación sobre una red de prostitución en el D.F. – dirigido por el ex líder del PRI capitalino-, le dio un aliento al periodismo mexicano en tiempos donde el régimen político no cuenta con contrapesos para contenerse.

La actuación y la forma con las que se justifica el despido de la periodistas Carmen Aristegui, es un mensaje para la comunidad periodística e intelectual en México, quien atente contra el poder, se arriesga no solo a ser despedido sino a dañar su credibilidad y reputación, así como quedar sin protección frente a litigios iniciados por sus investigaciones ante las autoridades y los acusados.

Este hecho no es aislado, el ejercicio del periodismo en México es considerado como uno de los lugares más peligrosos a nivel internacional, el asesinato, secuestro, intimidación y amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión; considerando las circunstancias y la forma en que se rescinde el despido de Carmen Aristegui, poco o nada abona al clima de desconfianza que impera en México.

El Senado de la República está obligado a pronunciarse por el respeto irrestricto a la libertad de expresión en los medios de comunicación como una condición necesaria para la construcción de un régimen democrático y la protección de las libertades individuales establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el reconocimiento de este derecho es el resultado de una larga lucha contra las practicas más obscuras y de control de los regímenes autoritarios, que utilizaron la censura como forma de control de voces disidentes y críticas del ejercicio del Poder, hoy es responsabilidad de esta Cámara Alta velar que bajo ninguna circunstancia, decisión unilateral o incomodidad del poder político se atente contra la libertad de expresión, la integridad física o moral de los reporteros, comunicadores o a la comunidad en su conjunto.
Es así que, por lo expuesto y fundado, solicito a esta Asamblea se apruebe como de Urgente Resolución el presente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- El Senado de la República se pronuncie públicamente por el respeto irrestricto a la libertad de expresión en los medios de comunicación como una condición necesaria para la construcción de régimen democrático y la protección de las libertades individuales establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y por lo tanto se atienda el derechos de las audiencias ante el despido de la reportera Carmen Aristegui y de dos integrantes de la Unidad de investigaciones especiales integrado por su Coordinador Daniel Lizárraga y del reportero Irving Huerta, de la primera emisión de noticias de Radio MVS.

Dado en el Senado de la República a los dieciocho días del mes de marzo de 2015.



SUSCRIBE



Senador Alejandro Encinas Rodríguez




No hay comentarios:

¿Qué es la Fundlocal?




En este espacio podrás encontrar información actualizada acerca de las actividades y el pensamiento de Alejandro Encinas Rodríguez, uno de los principales dirigentes de la izquierda mexicana.