fotos aer

fotos aer

“La Constitución ordena la separación clara entre el Ejército y la política. Cuando se rompe esa frontera se presentan excesos, como los ocurridos durante la guerra sucia en los años 70; entonces el Ejército se convirtió en instrumento de combate contra la disidencia política”.

Alejandro Encinas Rodríguez
Coordinador de los diputados del PRD
LXI Legislatura


foto cuadrada 3
Vecinos distantes
El Universal
Artículo
Martes 22 de Marzo de 2016
 La contingencia ambiental que sufrió la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) la semana pasada, puso en evidencia, además del agotamiento o el yerro de la políticas ambientales y el fracaso de la llamada Comisión Megapolitana, la falta de coordinación entre los gobiernos de la Ciudad de México (CDMX) y del Estado de México (Edomex), así como su incomprensión de que la gestión de la metrópoli rebasó hace mucho tiempo las intrincadas fronteras jurídicas y los límites territoriales entre municipios y -las todavía- delegaciones políticas, estableciendo una irreversible relación de interdependencia que no reconoce los diferendos entre autoridades gubernamentales. 
Ambos gobiernos, así como los de los estados vecinos, deben asumir que el diseño e implementación de las políticas y programas públicos que impactan a la Megalópolis del Centro del país deben atender de manera integral y coordinada no sólo los problemas de contaminación atmosférica, sino el ordenamiento territorial y la prestación de servicios públicos que garanticen un desarrollo sustentable en los 240 municipios ydelegaciones políticas que la conforman (29 de Hidalgo; 80 del Edomex; 33 de Morelos; 22 de Puebla; 60 de  Tlaxcala y las 16 delegaciones políticas de la CDMX), donde en 2010, residían 29.4 millones depersonas, de los cuales más de 20 millones de personas, se distribuyen en 59 municipios del Edomex y en las 16 delegaciones de la CDMX.
De concretarse el polo de atracción que representaría el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y su infraestructura complementaria, la ZMVM alcanzará una población cercana a los 30 millones de habitantes en el año 2030.
Actualmente en la ZMVM se consumen 65 metros cúbicos por segundo de agua (65% de los cuales provienen de la sobreexplotación de los acuíferos de la Ciudad de México y el 35% restante de fuentes externas); genera 24 millones de toneladas diarias de basura. En 2010, se consumieron 527 Petajoules de energía, que demandan más de 5.3 millones de viviendas,  78 mil industrias  y 123 mil comercios y servicios.
En la ZMVM se tienen registrados más de 5 millones de vehículos automotores (57% en la CDMX y el 43% en el Estado de México), que constituyen la principal fuente de contaminantes, particularmente los vehículos de uso particular que concentran el 80% del parque vehicular, y trasladan  un mínimo número de pasajeros (1.7 pasajeros por automóvil) y sus emisiones por kilómetro-pasajero son 15 veces mayores que un Metrobús.
En la ZMVM se realizan cerca de 22 millones de viajes diariamente. El transporte en microbús o autobús concentra el 64.5% de los viajes, seguido por el taxi con 16.4%; el metro con 8.1%, el autobús suburbano 7.3%. El motivo principal de los viajes que se efectúan dentro de la ZMVM es el regreso al hogar (45%), los traslados al trabajo (25%), y los viajes para acudir a estudiar (9%).
Esta realidad rebasa cualquier mezquindad institucional. No se puede alentar una estéril confrontación aduciendo que la CDMX deposita sus residuos sólidos en el Edomex o alentando información ajena a la verdad cuando se afirma que la mayor parte del agua que se consume en la CDMX proviene del Edomex, más aun cuando gran parte del vital liquido se destina a los municipios mexiquenses de la ZMVM. Como tampoco se puede regatear las atenciones que el sistema de salud de la CDMX brinda a residentes del Edomex, o el alto porcentaje de estudiantes mexiquenses en las escuelas de la Ciudad o el subsidio al transporte que los mexiquenses reciben al utilizar el Metro.

Vivimos en una sola unidad territorial, integrada social, cultural y económicamente, que no distingue fronteras arbitrarias y que, al igual que en las otras 58 zonas metropolitanas del país, obliga a repensar nuestro federalismo, las diversas formas de asociación entre estados, municipios y regiones, así como a imaginar nuevas formas de gestión pública en las metrópolis, que ya no encuentran acomodo en el exacerbado centralismo que caracteriza nuestro sistema político ni en el agobiado modelo municipalista vigente. Es momento de descentralizar el poder público, recrear nuestras instituciones y avanzar, sin afectar la jurisdicción territorial de cada entidad, hacia nuevas formas de gestión metropolitana. (Senador de la República)

No hay comentarios:

¿Qué es la Fundlocal?




En este espacio podrás encontrar información actualizada acerca de las actividades y el pensamiento de Alejandro Encinas Rodríguez, uno de los principales dirigentes de la izquierda mexicana.