fotos aer

fotos aer

“La Constitución ordena la separación clara entre el Ejército y la política. Cuando se rompe esa frontera se presentan excesos, como los ocurridos durante la guerra sucia en los años 70; entonces el Ejército se convirtió en instrumento de combate contra la disidencia política”.

Alejandro Encinas Rodríguez
Coordinador de los diputados del PRD
LXI Legislatura

Paquita

PAQUITA LA DE LA MERCED

El próximo 10 de octubre una mujer llamada Francisca Reyes Castellanos cumplirá 83 años. Probablemente habrá escuchado un anuncio por radio que insistentemente reclamaba: "si usted conoce a una persona con las cualidades de ella, repórtela a la organización llamada ‘Voluntariado de Trabajo en zonas marginadas’ ". Se trataba de encontrar candidatos a recibir una distinción: la mención honorífica por su trabajo altruista, que había entregado a FRC el Presidente Vicente Fox –probablemente sin tener antecedentes—en noviembre de 2003.
Pero ¿quién es esta mujer que además de recibir la distinción presidencial ha sido homenajeada también por la II Legislatura de la Asamblea Legislativa del D.F. y ha sido incluida por Comunicación e Información de la Mujer (Cimac), entre las "Hacedoras de la Historia"? La revista Mambo La Merced, al hacer la introducción a la entrevista que le publica en su número mayo-junio, dice: "En su semblante se dibujan las huellas de una ardua vida de servicio y trabajo. Francisca Reyes Castellanos despertó desde temprana edad a la lucha por la dignidad de la gente."
Por su parte, la semblanza que hace Erika Morales para Cimacsemanal decide abarcar desde un principio el contenido vital de Francisca: "La lucha por alcanzar la equidad entre varones y mujeres, reflejada en las Metas del Milenio, es una larga batalla que muchas personas han emprendido. Un ejemplo de ello es Francisca Reyes Castellanos".
1.- Ambas publicaciones se esfuerzan por hacer justicia a una mujer que surgida de una familia campesina que batallaba por sobrevivir en la aridez de Las Esperanzas, Coah., al reseñar que no obstante haber cursado solamente la primaria y un año en una academia comercial, logra colocarse de secretaria en la empresa "Altos Hornos de México", en Monclova. Allí hace sus primeras experiencias de lucha sindical y realiza la primera experiencia de lucha política proletaria al participar en las organizaciones locales del Partido Comunista Mexicano; mas la represión patronal no se hace esperar y es expulsada de AMSA, sin ninguna prestación. Aún en Monclova trabaja al lado del profesor José Reyes Ayala en la dirección de una escuela secundaria, internándose por primera vez en los problemas de la educación.
Por desgracia, un periodo de extraordinaria importancia en la vida de Francisca Reyes, que fue el de su incorporación a la acción organizada de las mujeres campesinas y de las organizaciones ejidales en la Comarca Lagunera, donde hubo de enfrentar la represión armada de la policía y el ejército durante el gobierno alemanista, no reciben la necesaria atención en ambos textos, para explicar la trascendencia de las luchas en las que ha trascurrido la vida y se han formado las concepciones de Francisca Reyes.
2. Los años que vivió en la Ciudad de México desde 1951 representan una nueva experiencia. No hay un solo periodo de vacío en ella. Da su esfuerzo a la actividad de la dirección nacional del Partido Comunista, crea organismos de base, y cuando surgen los movimientos magisterial, ferrocarrilero y petrolero, ella está presente y da su contribución, en especial en el terreno de la organización femenina, participando en la formación de la Unión de Mujeres Mexicanos, al lado de Mireya Huerta y Paula Medrano, y en sus desarrollos posteriores, con participación de mujeres de la valía de Clementina Bassols y Paula Gómez Alonso.
Los años 60 y 70 fueron años en extremo difíciles para la organización femenil, que sufrió las consecuencias de las represiones contra el movimiento estudiantil y de la guerra sucia. Más la presencia de mujeres como Dolores Sotelo y Francisca Reyes, permitieron su sobrevivencia. Un periodo particularmente importante comienza precisamente en el año de 1985, cuando las oficinas de la Unión son destruidas por el sismo. La decisión de mantenerla y de unirse a las luchas de las mujeres damnificadas por la destrucción del 19 de septiembre, en especial a las costureras, lanzó a nueva etapa a la UNMM.
3. Ambos textos son muy justos en su valoración de la actividad de Francisca Reyes Castellanos. A sus 83 años FRC "continúa trabajando a favor de las mujeres mexicanas como directora de la guardería para madres trabajadoras del comercio ambulante de la Ciudad de México y nos hereda la lucha constante por el reconocimiento y apoyo a las trabajadoras del país", concluye Cimacsemanal.
"Gracias a esa experiencia no le resultó difícil fundar el Centro Escolar La Semillita en la Plaza del Aguilita, en el barrio de La Merced, donde hoy coordina a veinticinco educadoras", y donde, agregaríamos nosotros, reciben educación diariamente 250 niños entre dos y seis años. Por ello ha ganado el título de "Paquita la de La Merced".
En efecto La Semillita es la culminación de la obra –verdadera obra creativa, que podemos presumir con orgullo-- de Francisca Reyes. Incansable, ahora pugna por extender esa experiencia a lugares como Valle de Chalco y Chimalhuacán. Podríamos decir que así culmina, aunque no termina, una vida perfecta de lucha. Tal vez su único error fue el de haber contraído matrimonio en 1952 con el autor de esta entrega, aunque, por cierto, hijos y nietos no aceptan siquiera el "posible error".

Por Gerardo Unzueta.

México, Distrito Federal.

Se busca endurecer y criminalizar la protesta social en el caso de temas vinculados con hidrocarburos, advierte Alejandro Encinas
Encinas

Intervención en tribuna del senador Alejandro Encinas Rodríguez, del Grupo Parlamentario del PRD, para para fundamentar a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, el dictamen por el que se expide la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos cometidos en materia de hidrocarburos.

Alejandro Encinas Rodríguez, (AER): Muchas gracias, senador Aispuro.

Pues ya el senador Omar Fayad ha dado con detalle las reformas que la Cámara de Diputados hizo a la minuta que el Senado de la República remitió a la colegisladora para que se expidiera la Ley Federal Para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Hidrocarburos.

Hay que recordar que en esa ley, en ese momento, el dictamen al que alcanzó la unanimidad del Senado de la República, porque evidentemente todos coincidimos en la importancia y la necesidad de tipificar y establecer con toda precisión las sanciones que correspondieran a todas aquellas personas o grupos delictivos que se dedican a el robo de hidrocarburos en sus distintas modalidades, ya sea gasolina, ya sea diesel e incluso gas.

Lamentablemente, las modificaciones que ha hecho la Cámara de Diputados a la minuta que  enviamos aprobada por unanimidad en este Senado, ha significado desde nuestro punto de vista, lo digo también como presidente de la Comisión, aunque quiero aclarar que la votación en mi Comisión fue de tres votos a favor de la minuta y mi voto en contra, significan regresiones muy importantes al acuerdo alcanzado.

Yo considero que es una minuta que es una (inaudible) al Senado mexicano y que representa a la vez un grave agravio a los ciudadanos en su calidad de consumidores de gasolina, de diesel, de gas licuado de petróleo y de gas natural.

Y destaco cuatro asuntos que a mi juicio son los más importantes que deben atenderse y que lamentablemente no pudimos superar con prontitud.

Por supuesto, hay un tema vinculado a la armonización respecto a la reforma constitucional en donde se eliminó el salario mínimo y se desindexó para establecer el conjunto de multas o incremento en tarifas en la prestación de algunos bienes y servicios.

Lamentablemente, en esta minuta que envía la Cámara de Diputados se sigue conteniendo el precepto de establecer las multas a partir de salarios mínimos, cuando la reforma constitucional ya establece otra unidad de medida.

Y así como lo acabamos de resolver el caso de la Reforma Política del Distrito Federal, que una de las tres modificaciones que envió a la Cámara de Diputados fue armonizar este tema de la unidad de medida respecto a la Legislación que estábamos discutiendo, por lo menos debería modificarse en esta ley para prevenir y sancionar los delitos cometidos en materia de hidrocarburos y no se estableciera esta incongruencia legislativa que (inaudible) en la Constitución, por más que me digan que el artículo transitorio de la Reforma Constitucional señala que todas las leyes que consideren saberlo mínimo como unidad medida deberán adecuarse a la nueva unidad.

También hay un problema vinculado con el interés de la industria de los gasolineros, y eso tiene que ver particularmente con dos aspectos, el primero, es que el delito por la venta de cantidades menores a un litro o a un kilo de gasolina o de gas, pasa a convertirse a un delito que se perseguía de oficio por la autoridad, a un delito que se perseguirá siempre y cuando exista querella.

Lo cual, en primer lugar, rompe con el principio de que el Estado debe garantizar con plena responsabilidad no solamente el derecho a los ciudadanos de gozar de un servicio adecuado de la concesión que se otorga a quienes vayan a destruir la gasolina, sino que además tiene la obligación que los términos de la concesión se cumplan puntual y cabalmente.

Y en segundo lugar, que es un hecho grave, es que amplía el margen de tolerancia respecto a las mermas que justifican los litros de menos de mil mililitros por los kilos de menos de mil gramos, ya que al elevar el rango de merma del 0.5 al 1.5 por ciento, en primer lugar, rompe con lo que está establecido en la norma oficial mexicana que establece solamente para evitar la sanción administrativa en el caso de mermas, que estas pueden ir de 10 a 12 mililitros por cada litro, que es muy por debajo del 0.5 por ciento que se está permitiendo con esta modificación a la ley.

Y eso pues no es un asunto menor, aquí nos han dicho que parte de lo grave de esta situación para el robo de hidrocarburos es que Petróleos Mexicanos pierde todos los días 50 millones de pesos, 50 millones de pesos diarios de pérdida, que si lo multiplicamos por los 365 días del año, representa 18 mil millones de pesos, es una cantidad abismal.

Pero si analizamos lo que implica el poder asumir la merma hasta el 1.5 por ciento, quizá el daño sea más grande a costa del consumidor, no de la empresa.

Les voy a poner un ejemplo muy puntual y concreto, por ejemplo, en la zona metropolitana del Valle de México, y esto es un dato del 2012, se consumen todos los días 47 millones de litros de gasolina, diesel o hidrocarburos equivalentes, que a un precio como está hoy de la gasolina magna de 13 con 57 centavos por litros representa en este caso 638 millones de pesos diarios.

Es decir, esto alcanza anualmente la cifra de 223 mil millones de pesos, al aceptar que pueda haber mermas de 1.5 por ciento.

Los consumidores se harán a cargo de los consumidores la pérdida estimada en 3 mil 495 millones de pesos al año sólo en la zona metropolitana del Valle de México, o sea, por un lado se busca castigar y sancionar, pero del otro se da un nivel de discrecionalidad y tolerancia a las mermas en agravio de los propios consumidores que hacen el objetivo fundamental de esta ley.

Y luego, junto con esto, además de modificar la tipificación del delito para que este se persiga por querella y no por oficio, y al mismo tiempo se da laxitud en el porcentaje de mermas.

Se busca, además, endurecer y criminalizar la protesta social en el caso de temas vinculados con hidrocarburos y si bien en la minuta que nosotros enviamos, se eliminó el delito de sabotaje, lo único que hicieron fue transferirlo a los artículos 140 del Código Federal de Procedimientos Penales, pero además no lo pasaron con el conjunto de la redacción que aquí establecimos, donde en el primer párrafo se tipificaba con precisión el delito de sabotaje, y en el segundo párrafo se establecía con toda claridad una excepción, y la excepción decía a la letra:

En ningún caso podrá considerarse sabotaje el ejercicio del derecho de la manifestación y expresión de opiniones e ideas o a la libertad de expresión, con esta eliminación y lo quitan de la ley, lo quitan de la ley para poder sancionar los delitos cometidos en materia de hidrocarburos pero lo mandan al código penal y eliminan la excepción por lo que se busca criminalizar la protesta social en el caso de que se pueda presentar conflictos o diferencias, lo cual se agrava con la incorporación de un artículo nuevo que no estaba en la ley que enviamos, el 23.

Que de manera arbitraria y por la puerta de atrás, hace una reforma a la Ley de Seguridad Nacional, que atenta directamente contra la reforma constitucional, la Ley Federal y la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información que nosotros establecimos, ya que, está es una perla, porque yo no sé qué tiene que ver con la Ley de Seguridad Nacional, esta parte del combate al robo de hidrocarburos y señala, artículo 23:

La información o datos del funcionamiento de las operaciones, instalaciones, actividades, movimiento del personal o vehículos, asignatarios, contratistas o permisionarios que se vinculen con las actividades previstas en el párrafo séptimo del artículo 7 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, será considerada información de seguridad nacional.

Cuando los temas de definición o que son la definición de cuáles son los temas que ponen riesgo la seguridad nacional, debe estar incluidos en la Ley de Seguridad Nacional; y cuando esto vulnera lo que establecimos desde la reforma de acceso constitucional en materia de transparencia y rendición de cuentas y fue el alegato contra el consejero jurídico el que se arrogó o quería arrogarse la facultad para que pudiera controvertir todas las redes de colusiones del INAI, que a su juicio apegado a la ley constituyeran un riesgo a la seguridad nacional.

Yo creo que esto es gravísimo, independientemente de que al final le agregaron otro párrafo en donde dice que lo anterior, sin perjuicio de las obligaciones establecidas en la legislación aplicable en materia de transparencia y acceso a la información pública, con lo que quiere justificar, dicen, que es preponderante o prevalece la Ley General de Acceso a la Información y la Ley Federal sobre esto.

Pues sea o no cierto, simple y sencillamente con el hecho de que el consejero jurídico pueda controvertir al argumento de riesgo a la seguridad nacional, va a mandar al litigio jurídico a controvertir todas estas solicitudes de información que tardarán meses, quizás años en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Más aún, para profundizar los problemas vinculados con seguridad nacional, en el artículo previo al 22, considera para efectos de esta ley que como instalaciones estratégicas los espacios, inmuebles, construcciones, muebles, equipos y demás, bienes destinados al funcionamiento, mantenimiento, operación de las actividades estratégicas consideradas por la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos.

Cuando en la Reforma Energética ustedes aprobaron modificar el artículo 29 constitucional que eliminó la explotación, la extracción de hidrocarburos como áreas estratégicas reservadas al Estado Mexicano, lo cual genera ya también una nueva contradicción con la Constitución.

Esta minuta que nos ha enviado la Cámara de Diputados es indudablemente un agravio, una regresión que vamos a controvertir, porque es inconstitucional y espero que el Instituto Nacional de Acceso a la Información, que nos están siguiendo diligentemente en el Canal del Congreso,  en su sesión del día de mañana decide iniciar este proceso de controversia en su reunión plenaria.

Yo creo que tantos años trabajando por construir un acuerdo en materia de transparencia y acceso a la información y Rendición de Cuentas para que ahora en la puerta de atrás en una ley para regular asuntos vinculados por la comisión de un delito, nos quieran restringir el acceso a la información aludiendo temas de seguridad nacional sin acreditar primero, clasificándolo ex ante, como dicen los abogados, acabándolo con el principio de máxima publicidad y además tratando de eliminar la prueba del daño que son los instrumentos fundamentales que logramos para que los ciudadanos puedan ejercer plenamente su derecho a acceder a la información pública.

Hay otros temas, como el que señaló la senadora Luisa María Calderón, donde que ponen en riesgo incluso el patrimonio de ejidatarios comuneros propietarios de la tierra, quienes pueden ser objeto de la extinción del dominio de sus propiedades cuando se detecten actividades ilícitas en las que no necesariamente estén involucrados.

Porque en las áreas donde opera la delincuencia organizada no piden el favor o el consentimiento para hacer sus actividades ilícitas y creo que esto, evidentemente, no puede ser acompañado por lo menos en el caso nuestro, por lo menos en el PRD no lo haremos, votaremos en contra.

Muchísimas gracias.

0-0-0




Nadie merece concesiones en la reivindicación de los derechos de los ciudadanos.: Alejandro Encinas

15 de diciembre, 2015
Intervención en Tribuna

 Encinas

Intervención en tribuna del senador Alejandro Encinas Rodríguez, del Grupo Parlamentario del PRD, para referirse al proyecto de decreto por el que se reforman y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de reforma política de la Ciudad de México.
Alejandro Encinas Rodríguez, (AER): Muchas gracias, señor Presidente.

De manera muy breve, porque no voy a ser yo quien siga alargando la discusión para postergar este debate de más de dos siglos, creo que es ya momento de pasar a votar.

Pero no puedo guardar silencio frente a algunas afirmaciones que con mucha ligereza se han venido realizando en esta tribuna. Y menos con la presencia de mi querida maestra Ifigenia Martínez y de mi compañero Porfirio Muñoz Ledo, que no solamente fueron los primeros Senadores de la oposición electos por el Distrito Federal en 1988, sino quienes con muchos otros más hemos venido construyendo, a lo largo de décadas, el gobierno de esta ciudad y la ampliación de los derechos políticos de los capitalinos.

Yo he tenido la oportunidad, desde 1986, de participar en la elaboración de las iniciativas de reforma para construir el estado 32, posteriormente para dotar de autonomía al Distrito Federal y las últimas iniciativas que se han venido presentando en los últimos 15 años. En todos esos procesos hemos participado en la idea de construir el más amplio espectro de alianzas y de acuerdos.

Yo tengo muy presente cómo la iniciativa de 1986 la suscribimos no solamente el Partido Socialista Unificado de México, el Partido Acción Nacional, el Partido del Pueblo Mexicano y otros más, y una oposición radical del gobierno priísta en ese momento.

Y con muchos compañeros hemos construido esta situación de gobierno y de derechos en la ciudad a la que hoy se cuestionan los que ya llegaron cuando todo estaba construido, y que fueron la oposición fundamental en su momento.

Después de los sismos de 1985, la insurgencia ciudadana, cuando se apanicó el gobierno de Miguel de la Madrid y de Ramón Aguirre, que fueron incapaces de salir a dar la cara, a rescatar a los capitalinos de los escombros, dieron una respuesta democrática de gran avanzada, una Asamblea de representantes del Distrito Federal, el 10 de agosto de 1987, que tenía la facultad de reglamentar, de emitir bancos de reglamento y buen gobierno, esa era la concepción democrática de entonces.

Luego en 1994, después de la insurgencia también electoral del 88, los triunfos del Frente Democrático Nacional se obligó a una Reforma que permitió en 94 convertir esa Asamblea de Representantes en una Asamblea Legislativa, y elegir, por primera vez, al Jefe de Gobierno, y, posteriormente, en el 2000 a los jefes delegacionales.

Y aquí es una historia que hemos construido durante décadas, y yo no estoy inventando nada, este libro lo escribí después de salir de la jefatura de gobierno del Distrito Federal, recogiendo experiencias y, por lo menos, más del 80 por ciento de lo aquí contenido hoy está en este dictamen que es superior en su contenido con la sola excepción, como lo dije aquí, de la conformación del Constituyente a todas las iniciativas que anteriormente habíamos presentado, habíamos, me incluyo en estas, incluso la que se aprobó en la Cámara de Diputados y fue limitada aquí en el Senado de la República.

Yo creo que, por eso, aquí yo no conozco de pactos en lo oscurito ni vergonzantes, ni vengo a decir lo contrario que hice en las negociaciones y en las propuestas en las que participé, como aquí lo han hecho otros oradores, yo asumo aquí plenamente mi responsabilidad con plena conciencia, apegado a mis convicciones y sin deberle ningún favor absolutamente a nadie, porque nadie me merece concesiones frente a los principios que yo reivindico en lo que es el ejercicio democrático de los derechos de los ciudadanos.

Muchas gracias.

0-0-0


Hoy estamos dando un paso para que la libertad y la autonomía de la Ciudad de México sea ejercida plenamente por sus ciudadanos: Alejandro Encinas


 Encinas

Intervención en tribuna del senador Alejandro Encinas Rodríguez, del Grupo Parlamentario del PRD, para presentar a nombre de las comisiones dictaminadoras el proyecto de decreto por el que se reforman y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de reforma política de la Ciudad de México.
Alejandro Encinas Rodríguez, (AER): Muchísimas gracias, senador presidente.

Compañeras y compañeros senadores.

Sin lugar a dudas hoy estamos ante un momento de definición muy importante,  solamente para la vida de los capitalinos, sino para el federalismo y el desarrollo de la vida municipal en nuestro país.

La Cámara de Diputados para armonizar lo que fue la Reforma Política para el Distrito Federal, la misma Reforma Constitucional en materia de desindexación del salario mínimo, para incorporar la definición de unidad de medida, y al mismo tiempo actualizar los tiempos que habían vencido, para que el Instituto Nacional Electoral emitiera la convocatoria para la conformación de una Asamblea Constituyente Fundacional para la Ciudad de México y para el registro de candidatos independientes.

Creo que se ha cumplido puntualmente, como lo ha expresado aquí con toda claridad el senador Enrique Burgos.

Sin embargo, si quiero destacar que si bien son reformas de forma o menores, son de gran importancia. ¿Por qué?, porque mina el dique de contención que a lo largo de casi 2 siglos ha impedido a los habitantes del Distrito Federal gozar de derechos políticos plenos y al mismo tiempo dotar de autonomía política y de una Constitución Propia a la Ciudad de México.

Hoy damos un paso decisivo para cerrar un largo proceso de discusión, de casi 2 siglos, que inició en 1824 cuando se estableció la figura de Distrito Federal a partir de crear un perímetro de dos leguas a la redonda de lo que es la Plaza de la Constitución, (inaudible) en tanto sede de los Poderes Federales gozar de autonomía política y del mismo régimen de derechos y obligaciones que los demás estados y los demás ciudadanos den el país.

Es una discusión que se dio también en 1857 cuando se planteó por primera vez la posibilidad de que el Distrito federal gozara de una Constitución propia, la cual se negó en su momento.

Hoy estamos dando un paso sustantivo, porque después de los tres años de discusión de esta Legislatura, se modifica la naturaleza jurídica y constitucional del Distrito Federal, para crear una nueva entidad federativa que se denominará Ciudad de México.

La cual contará con una Constitución propia que le permitirá consolidar el régimen de derechos y garantías civiles alcanzados en la Ciudad de México, ampliar esos derechos manteniendo la existencia y coexistencia con el orden federal y local en el mismo territorio.

Este será un instrumento para consolidar paradójicamente los derechos alcanzados, en una entidad en el que pese a las restricciones legales que hasta la fecha existen, es la entidad con más derechos civiles en nuestro país.

No me voy a detener en las demás implicaciones de la reforma, sino que quiero señalar que esta reforma representa el establecimiento de poderes bajo el mismo régimen de responsabilidades que rigen a los demás estados de la Unión, convirtiendo a la ciudad en una entidad federativa y que tendrá competencia para resolver lo concerniente a su gobierno interior y a su organización política y administrativa, bajo la forma de gobierno republicano, representativo, democrático y laico.

Lo que representa por fin el reconocimiento a la soberanía popular para los habitantes del Distrito Federal.

Aquí el tema central son los ciudadanos que tendrán que ampliar sus derechos para ejercer con toda libertad la democracia representativa y la democracia directa para que el plebiscito, el referendo, la iniciativa popular, la revocación de mandato y las candidaturas independientes formen parte de su cuerpo fundacional en una Constitución.

Por eso más allá de que el Jefe de Gobierno gozara de facultades plenas, que se democratice la Asamblea Legislativa y sus órganos de gobierno, para que desaparezca esa figura de Comisión de Gobierno y haya una Junta de Coordinación Política integrada por representación proporcional; que se establezca un Poder Judicial con plenas atribuciones en la Ciudad de México y que se establezcan alcaldías integradas por un alcalde, y entre 10 y 15 concejales que terminen por fin con el cacicazgo, las jefaturas delegacionales,  al tener contra pesos integrados por el principio de mayoría relativa y representación proporcional y con facultades para fiscalizar los recursos en el ejercicio de las alcaldías, es un cambio sustantivo que abrirá la puerta –además- a la participación de los ciudadanos.

Y no es menor, aquí difiero profundamente por lo señalado por mi compañero y amigo Mario Delgado, la creación del Consejo de Desarrollo Metropolitano, que indudablemente será el el puerto de inicio de una reforma más a fondo en materia no solamente de planeación del desarrollo urbano, de planeación de las ciudades, sino particularmente el establecimiento de nuevas modalidades de gestión de gobierno en las zonas metropolitanas del país donde se concentra la inmensa mayoría de los mexicanos.

Hoy con esta reforma y con este concepto de desarrollo metropolitano, la experiencia que hemos construido entre el gobierno del Estado de México y el gobierno del Distrito Federal con la Comisión Ejecutiva de Coordinación Metropolitana, la Comisión Ambiental Metropolitana, todas las demás comisiones de esta naturaleza que han incluso derivado en programas, acciones y legislaciones comunes, podrán dar cauce a la conformación de de nuevas gestiones de gobierno en donde no solamente más allá de los límites jurisdiccionales de estados, municipios o alcaldías, hoy podamos asumir que la gestión de temas ambientales, de seguridad pública, de movilidad urbana, de transporte público, etc., acciones de carácter común.

Pero ahora hay que ver hacia adelante, efectivamente ahí coincido con el senador Mario Delgado, la integración de la Asamblea Constituyente ha dejado un gran desazón, porque como efectivamente y como lo propusimos en las negociaciones, los 100 integrantes de la Asamblea Constituyentes deberían haberse electo por el voto universal, libre, directo y secreto de los ciudadanos y hoy se designarán 40 de estos integrantes a través del Ejecutivo Federal y del Ejecutivo Local.

Por eso hoy, yo quisiera plantear algunas medidas para mitigar esta restricción democrática que se estableció con la conformación de un constituyente de esta naturaleza.

La primera, yo quiero invitar al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, a quien se le dota de la facultad para presentar la iniciativa de constitución Política de la Ciudad de México, a que el proceso de elaboración de esta iniciativa sea un proceso abierto, plural, incluyente y que permita la mayor participación de los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil.

El punto de partida es fundamental para darle legitimidad al Constituyente y  a la Constitución que de este emerja.

En segundo lugar, yo quiero enlazar al presidente de la República y al Jefe de Gobierno hasta hoy del Distrito Federal, a que los seis constituyentes que corresponden de designar a ambos Poderes, incorporen en primer término el principio de igualdad de género y de paridad en la conformación de su representación y que asuma que no es una representación del presidente de la República, ni del Jefe de Gobierno.

No es la representación de los partidos políticos a los que pertenezcan, es una representación que debe ser plural, que represente a los mejores hombres, las mejores mujeres de la Ciudad de México, para que esta representación en lugar de conformar una mayoría artificial o pretenda crear un bloque que se contraponga a las medidas o transformaciones de fondo, ayuden mejor a consolidar los derechos de los habitantes de la ciudad.

Convocar, en tercer lugar, al Instituto Nacional Electoral que al momento de emitir la convocatoria en la Asamblea Constituyente, de la misma manera como lo establecimos en la reforma constitucional y en la reforma que dio origen a la nueva Ley General de Instituciones Políticas y Procesos Electorales, garantice la paridad de género, todo principio de igualdad de género.

Y que no imponga trabas burocráticas o jurídicas al registro de candidaturas independientes. El INE debe garantizar con plena solvencia y apegado a derecho lo que es, sin lugar a dudas, el derecho de los ciudadanos a participar al margen de los partidos.

Y también, quiero replantear que el Congreso Constituyente de la Ciudad de México pueda resolver uno de los vacíos que nos quedaron pendientes en la reforma, y es el hecho de que una vez que el Congreso resuelva sobre la Constitución Política de la Ciudad de México, convoque por primera vez a un referéndum, que sea la ciudadanía quien refrende la existencia de la primera Constitución Política en la Ciudad de México.

Falta, sin embargo, y hay siempre el escepticismo, que es la aprobación que tienen que dar los Congresos locales, por lo menos la mitad más uno de ellos para que entre en vigor la reforma constitucional y esta posteriormente se promulgue.

Yo espero que el presidente de la República le de la misma celeridad a la aprobación de esta reforma a los Congresos locales que se le dio a la reforma energética y no sea ahí el lugar donde de nueva cuenta choque o se tope la reforma política para destituir a los capitalinos de derechos plenos.

Yo simple y sencillamente concluyo diciendo, se trata esta reforma de una verdadera y profunda reforma del Estado, que como toda reforma es imperfecta pero que implicará la revisión de nueva cuenta de nuestro federalismo y del agotado régimen municipal que abrirá nuevas modalidades al Gobierno en el ámbito metropolitano.

Qué bueno que hoy después de tantos años, de tantas causas, se recojan los principios de Fray Servando Teresa de Mier, de Francisco Zarco, del propio Vicente Lombardo Toledano, Arnoldo Martínez, Heberto Castillo; de dotar de autonomía plena a la Ciudad de México.

Y cito una frase de Francisco Zarco en el Constituyente de 1857, se ha dicho, cito textual, que es imposible que existan en un mismo punto el Gobierno General y el de un estado, y así se propaga una idea falsa de federación, pinta al Gobierno de la Unión como una planta maldita que seca y esteriliza cuanto esté a su alrededor, por qué el Gobierno que sólo debe ocuparse del interés federal ha de ser un obstáculo a la libertad local.

Hoy estamos dando ese paso para que la libertad y la autonomía local en la Ciudad de México sea ejercida plenamente por sus ciudadanos.

Muchísimas gracias.


0-0-0

La Ciudad de México contará con una Constitución que permitirá mantener la coexistencia con el orden federal y local: Alejandro Encinas



Encinas

El senador Alejandro Encinas Rodríguez aseguró que la Reforma Política de la Ciudad de México dotará de autonomía política y del mismo régimen de derechos y obligaciones que los demás estados a la capital del país.

Aseveró que después de tres años de discusión, al fin se modifica la naturaleza jurídica y constitucional del Distrito Federal para crear una nueva entidad federativa denominada Ciudad de México.

Encinas destacó que la Ciudad de México contará con una constitución propia que le permitirá consolidar el régimen de garantías civiles y derechos alcanzados en la capital, así como ampliarlos y mantener la coexistencia con el orden federal y local.

Señaló que la reforma representa el establecimiento de poderes bajo el mismo régimen de responsabilidades que rige a los demás estados de la Unión, convirtiendo a la Ciudad en una entidad federativa con competencia de resolver lo concerniente a su gobierno interior y a su organización política y administrativa.

“Los ciudadanos que tendrán que ampliar sus derechos para ejercer con toda libertad la democracia representativa, y la democracia directa, para que el plebiscito del referéndum, la iniciativa popular, la as candidaturas independientes, formen parte de su cuerpo fundacional en una Constitución”, añadió.

El mexiquense pidió que se democratice la Asamblea Legislativa y sus órganos de gobierno para que desaparezca la figura de Comisión de Gobierno y haya una Junta de Coordinación Política integrada por representación personal.

Asimismo, solicitó establecer un Poder Judicial con plenas atribuciones en la Ciudad de México así como alcaldías, integradas por un alcalde y alrededor de 15 concejales, que terminen con las jefaturas delegacionales y permita abrir la participación de los ciudadanos.

Reiteró la idea de que los 100 integrantes de la Asamblea Constituyente debieron haber sido electos por el voto universal, libre, directo y secreto de los ciudadanos.

El senador invitó al  Jefe de Gobierno del Distrito Federal a hacer del proceso de elaboración de la iniciativa de Constitución Política de la Ciudad de México sea abierto, plural, incluyente que permita la mayor participación de los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil.

Planteó la idea de que el presidente del Ejecutivo y el Jefe de Gobierno incorporen el principio de igualdad y paridad de género en la conformación de los seis constituyentes que les corresponden de designar, así como asumir que son una representación plural que consoliden los derechos de los capitalinos.

De la misma forma, Encinas Rodríguez convocó al Instituto Nacional Electoral para que al emitir la convocatoria de la Asamblea Constituyente se garantice el principio de paridad de género y no imponer trabas burocráticas y jurídicas al registro de candidaturas independientes.

El representante por el Estado de México externó que el Congreso Constituyente de la Ciudad de México debe convocar a un referéndum para que la ciudadanía sea quien decida la existencia de la primera Constitución Política de la Ciudad de México.

“Es una verdadera y profunda reforma del Estado, que como toda reforma es imperfecta pero implicará la revisión de nueva cuenta de nuestro federalismo que abrirá nuevas modalidades al gobierno en el ámbito metropolitano”, concluyó.


0-0-0

El proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México debe ser un proceso abierto, plural, incluyente en el que participen los capitalinos: Alejandro Encinas



Encinas

Intervención del senador Alejandro Encinas Rodríguez, del grupo parlamentario del PRD, en conferencia de prensa para hablar sobre la Reforma Política del Distrito Federal.

Alejandro Encinas Rodríguez (AER): Pues muchas gracias, muy buenos días tengan todas y todos ustedes.

En primer lugar, agradecer la presencia de Ciudad Feminista en el Senado de la República, particularmente en este día, que a mi juicio será un día muy trascendente para por fin restablecer derechos plenos a los habitantes del Distrito Federal, a pesar de las limitaciones que la Reforma Constitucional aún tiene.

Quiero no solamente acompañar, sumarme a las propuestas que aquí nos han presentado, pero quiero ir más allá de ello, porque creo que es posible ir todavía más allá a pesar de la forma en que hoy se va a resolver la integración del Congreso Constituyente.

Por supuesto fue uno de los temas que dejó una gran desazón en la opinión pública y en los habitantes, en los hombres y las mujeres, del Distrito Federal, por qué, porque un Congreso Constituyente debe dotársele de absoluta legitimidad y la mayor legitimidad la otorgan los ciudadanos, y los 100 hombres y mujeres integrantes de la Asamblea Constituyente del Distrito Federal debieron haberse electo por voto universal libre y secreto de todas y todos los capitalinos.

Sin embargo, hoy tenemos ya una situación, de hecho, más aún, la propuesta que yo insistí en las negociaciones de esta reforma política no solamente hablaban de la elección del 100 por ciento de la Asamblea Constituyente por el voto universal libre, directo y secreto, sino que además propuse que fuera a través de planillas donde tanto los partidos como los ciudadanos pudieran registrar libremente sus planillas para que los casos independientes pudieran sumarse en las mismas, y tener mejores condiciones de competencia.

No se aceptó, se aceptó como está en la Constitución la participación de candidaturas independientes en el proceso de elección de la Asamblea Constituyente y todavía en esos casos podemos hacer algunas cuestiones.

Hay quien por supuesto, a defender el principio de igualdad de género y la paridad en la conformación de la Asamblea, pero nunca hay acciones que podemos establecer con mayor puntualidad.

Toda vez que la elaboración de la iniciativa para discutir la nueva Constitución Política del Distrito Federal corresponde al Jefe de Gobierno, creo que todos y todas debemos exhortar al Jefe de Gobierno para que en la formulación y en la presentación del Proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México sea un proceso abierto, plural, incluyente en el que participen las ciudadanas, los ciudadanos capitalinos, sus organizaciones, académicos, especialistas y no se reduzca la elaboración de esta nueva Constitución vinculado fundamentalmente al Gobierno de la Ciudad de México. Creo que esa ha de ser una primera demanda.

Segundo, insistir que en la convocatoria que emita el Instituto Nacional Electoral, que es su obligación conforme a la reforma, establezca con precisión los criterios de paridad e igualdad de género, en donde es materia de la convocatoria establecerlo en apego estricto a la reforma constitucional y a la reforma que en materia de relaciones políticas e instituciones electorales se realizó y que ya se aplicó en la elección federal y las elecciones locales de este año.

Y la convocatoria del Instituto no puede estar por debajo de la norma constitucional y tendrá que cumplirse la paridad de género en el proceso de conformación.

Y en la misma convocatoria, el Instituto Nacional Electoral deberá establecer reglas claras para los candidatos y candidatas independientes para que no se burocratice, ni se judicialice el proceso de registro de los mismos.

Hay que hacer valer el peso de los candidatos independientes en el proceso de elección de los 60 constituyentes que formarán parte de la Asamblea.

Y en los constituyentes restantes, particularmente en la representación del Ejecutivo Federal y del Ejecutivo local, hacer la exigencia, partiendo del principio de que no deben de representar al Ejecutivo Federal o al Jefe de Gobierno, la designación que hagan de los seis constituyentes que le corresponden a cada uno, además de respetar el principio de paridad y de equidad de género, no sean resultado de una representación partidaria.

Que sean representantes de la sociedad, de los capitalinos y que hagan aportaciones por su experiencia y por su formación profesional en el desarrollo de la formulación de la Constitución de Política de la Ciudad de México.

Esa es una demanda que yo quisiera que incorporáramos particularmente desde la elaboración del propio proyecto de Constitución, como también debe de serlo en quienes propongan el Ejecutivo Federal y el Jefe de Gobierno. No pueden ser representantes sus partidos, deben ser representantes de la sociedad capitalina.

Y la última, aprovechando el viaje para ver si vamos sumando consciencias y voluntades, que el Constituyente, la Asamblea Constituyente del Distrito Federal, una vez discutida y aprobada la Constitución, someta a referéndum de los capitalinos, de las capitalinas la Constitución Política de la Ciudad de México, no lo logramos establecer en esta reforma constitucional, pero no es (inaudible) para que en ejercicio de las facultades plenas del Constituyente, el Constituyente establezca la figura del referéndum, y el primer referéndum sea el de la primera Constitución de la Ciudad de México.

Yo creo que en esto podemos acompañarlos, así lo voy a plantear en unos minutos más en el pleno, esto ha sido una discusión no de los tres años y fracción, tenemos 201 años discutiendo este tema, esperemos que salga aquí y ojo, porque el que con leche se quema hasta al jocoque le sopla, pero faltan dos pasos para cerrar este debate de más de dos siglos.

Uno es el del día de hoy, que tiene que aprobarlo el Senado de la República, con las modificaciones que envió la Cámara de Diputados, pero lo otro es un exhorto al Ejecutivo federal, al presidente de la República y a los congresos de los estados, para que con la misma celeridad que aprobaron la reforma energética, aprueben la reforma constitucional para el Distrito Federal, y crear la entidad que se denominará Ciudad de México, y que no vaya a ser en los estados el antichilanguismo, esa vieja falsa visión del centralismo no es la Ciudad de México, sino es el Gobierno Federal no sea un obstáculo para que se ratifique en por lo menos 17 entidades del país.

Yo creo que podemos ganar puntos en estos debates.

Muchas gracias, cuenten con todo nuestro apoyo.


0-0-0

¿Qué es la Fundlocal?




En este espacio podrás encontrar información actualizada acerca de las actividades y el pensamiento de Alejandro Encinas Rodríguez, uno de los principales dirigentes de la izquierda mexicana.