fotos aer

fotos aer

“La Constitución ordena la separación clara entre el Ejército y la política. Cuando se rompe esa frontera se presentan excesos, como los ocurridos durante la guerra sucia en los años 70; entonces el Ejército se convirtió en instrumento de combate contra la disidencia política”.

Alejandro Encinas Rodríguez
Coordinador de los diputados del PRD
LXI Legislatura


Es condenable bajo cualquier circunstancia el desvío de recursos que deben ser destinados a miles de hombres y mujeres víctimas de los efectos devastadores de la naturaleza: Encinas Rodríguez.

Jueves, 26 Septiembre 2013

El senador Alejandro Encinas Rodríguez señaló “a lo largo de estos días, desde que el Huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, tocaron tierra hemos observado la negligencia para atender la emergencia”.

Destacó “en días pasados no hubo medidas de prevención que evitara que miles de personas perdieran todo cabe mencionar que la gran mayoría de las zonas afectas corresponden a quienes menos tienen"

El senador Alejandro Encinas Rodríguez señaló “a lo largo de estos días, desde que el Huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, tocaron tierra hemos observado la negligencia para atender la emergencia”

Destacó “en días pasados no hubo medidas de prevención que evitara que miles de personas perdieran todo cabe mencionar que la gran mayoría de las zonas afectas corresponden a quienes menos tienen

Externó “se ha demostrado que existían  informes de las condiciones climatológicas que hubieran evitado la pérdida de vidas y poner a la población en un situación de riesgo”. 

Comenta el senador Encinas  Rodríguez, sumado a la tragedia hemos observado el montaje televisivo que utiliza  los hechos que han afectado prácticamente a todo el territorio nacional para elevar sus índices de audiencia, es condenable bajo cualquier circunstancia el desvío de recursos que deben ser destinados a miles de hombres y mujeres víctimas de los efectos devastadores de la naturaleza.

El senador Encinas Rodríguez  reitera y exige que el Gobierno del Estado de México, aclare el uso de los helicópteros destinados a servicio de emergencias que como se ha podido constatar en los medios de comunicación fueron requeridos para el apoyo de uno de lo más deplorables montajes televisivos, que tuvo como escenografía una de las peores tragedias que ha vivido nuestro país. 

Por último, el senador Alejandro Encinas externó que presentó el día de hoy 26 de septiembre  a través del Sistema de Control de Solicitudes de Información del Estado de México  y a la oficina del Gobernador del Estado de México Eruviel Ávila , la siguiente información :

·        Bitácora y pasajeros  de vuelos realizados  por el Grupo de Rescate Relámpago, los días 17,18.19 y 20 de septiembre

·        Características de los víveres  transportados y a que zonas arribaron

·        Pasajeros  transportados en los vuelos realizados

·        Datos, matrícula horario y duración de vuelo asentadas en bitácora  del helicóptero que transporto a la señora Laura Bozzo, así como los objetivos de dichos vuelos.

·        Información que precise quién solicitó el apoyo del helicóptero así como el nombre del responsable de la  autorización correspondiente.

·        Información de los apoyos, en el caso de que los hubiera que promovió o facilitó la señora Bozzo o bien la empresa contratante de la citada conductora  


Presentación de Punto de Acuerdo



El Senador Alejandro Encinas Rodríguez presenta Punto de Acuerdo de urgente resolución, para lograr la liberación de los activistas sociales Adela Gómez Martínez y Noé Hernández Caballero presos en Chiapas, que presentará el Sen. Alejandro Encinas Rodríguez ante el Pleno de la Cámara de Senadores. 


           

               




La situación que vive el país nos obliga a resolver un problema fundamental: las violaciones a los derechos humanos de la población civil cometidos por elementos de las fuerzas armadas: Encinas Rodríguez


En el marco de las Audiencias Públicas en Materia de Justicia Militar, el senador Alejandro Encinas Rodríguez señaló que durante las mesas de debate ha habido dos posiciones, una que plantea entrar a una revisión a fondo del fuero militar para acotar los abusos que pudieran cometer elementos de las fuerzas armadas contra la población civil y otra que se ha insistido en que el fuero debe mantenerse en los términos que tiene desde hace 190 años.

El senador Encinas Rodríguez externó “muchos de los argumentos se han ido modificando en el tiempo, porque efectivamente la mayor parte de los países prevalece el fuero de guerra en instituciones militares que no están supliendo las funciones que deben cumplir la autoridad civil en materia de seguridad pública”.

Señaló “evidentemente en nuestro país no hay una condición de guerra, sino también hay una omisión por parte de la autoridad civil. Las fuerzas armadas han tenido que desempeñar un papel que los coloca en una situación diametralmente distinta”.

Manifestó “hemos hecho una reflexión de las ocho iniciativas sobre el fuero militar y cómo acotarlo”.

Recalcó “aquí no podríamos entrar a discutir un nuevo Código de faltas, infracciones, sanciones que no serán objeto incluso de esta ley,  porque eso, es motivo de las ordenanzas militares y de orden diferencial , claramente de lo que son delitos, faltas administrativas e infracciones, actos cometidos que violan la disciplina militar”.

Por último, puntualizó “tenemos en este escenario no solamente una resolución de la Corte, también resoluciones de Organismos Internacionales en materia de Derechos Humanos y una condición distinta del país que nos obliga a resolver un problema fundamental que son las violaciones a los derechos humanos de la población civil cometidos por elementos de las fuerzas armadas”.


El senador Encinas Rodríguez preguntó ¿cuáles serían los cambios mínimos a la reforma   al art. 57 constitucional para acotar el fuero militar y garantizar el pleno respeto a los derechos humanos para que no haya ninguna impunidad en actos de abusos de autoridad o violación a los derechos humanos?








Daños ocurridos por fenómenos meteorológicos, asunto de omisión y de negligencia: Encinas Rodríguez



INTERVENCION EN TRIBUNA

24 de septiembre de 2013


Intervención en tribuna del senador Alejandro Encinas Rodríguez, del Grupo Parlamentario del PRD, para hablar sobre el punto de acuerdo referente a los daños ocurridos a consecuencia de los fenómenos meteorológicos “Ingrid” y “Manuel”.

Alejandro Encinas Rodríguez, AER: Muchas gracias. Difícilmente uno podría estar en contra de este punto de acuerdo, si además suma seis proposiciones que habrá de subirse en este pleno, cuando se señala que la Secretaría de Gobernación haga la declaratoria, se solicita haga la declaratoria para liberar los recursos del Fondo Nacional de Emergencias, también sería absurdo estar en contra de que se convoque a la Secretaría de Salud a que se redoblen esfuerzos interinstitucionales para impulsar las medidas adecuadas para evitar epidemias y enfermedades que puedan derivar del desastre.

Como también, pues nadie puede estar en contra de que la Procuraduría Federal del Consumidor tome las medidas necesarias para frenar la especulación respecto a los alimentos y otros insumos básicos que requiere la población damnificada.

Sin embargo, creo que el punto de acuerdo es profundamente limitado. Yo no sé por qué el Senado de la República ha plateado autocensurarse o autolimitarse frente a la profunda gravedad que ha significado estos siniestros, derivados, sí, de un fenómeno metereológico, pero derivados fundamentalmente de la falta de previsión, de las acciones que el propio hombre ha usado para penetrar su entorno, pero fundamentalmente de las omisiones en cuanto a las responsabilidades que corresponden a la autoridad.

En este país existen protocolos para atender situaciones de contingencia.

Cada años, en la temporada de lluvias prevé que entre los meses de mayo y octubre se presenten tormentas, ciclones, huracanes y ha existidos ya en diversas ocasiones experiencias que han permitido diseñar un programa para enfrentar esos siniestros.

Entonces la pregunta es: ¿Por qué un huracán y una tormenta tropical causó la devastación y muerte de decenas de mexicanos en la mayor parte de los estados del país? ¿Por qué el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Fuentes Espinoza, no dio la alerta a tiempo? ¿No reaccionó con oportunidad, sino 48 horas después de que la Comisión Nacional del Agua diera a conocer el riesgo que enfrentaba la población.

Aquí tengo el boletín de prensa emitido en 13 de septiembre de 2013 a las 16 horas, donde la Comisión Nacional del Agua señala que la depresión tropical número 13 se fortaleció esta tarde para convertirse en la Tormenta Tropical “Manuel”, el índice de peligrosidad, señala, se mantiene como moderado y la zona de alerta se prolonga de Acapulco, Guerrero, a Punta San Telmo, Michoacán, y se estima que se ubicará cerca de dicha zona de alerta hacia la tarde del sábado y las primeras horas del domingo. El sábado, dice Conagua, podrán registrarse precipitaciones torrenciales en zonas de Oaxaca y Guerrero y hasta intensas en el Distrito Federal, Morelos y otras partes.

Eso fue el día trece a las 16 horas. Unas horas más tarde del mismo 13 de septiembre, a las 22:30 horas, cuando el director del Fonden, José María Tapia Franco andaba de parranda en las vegas cantando con mariachi allá en el hotel Encore, en el restaurante Nisumi, la Conagua saca otro boletín de prensa, donde dice: Las tormentas tropicales “Ingrid” y Manuel” localizadas en ambos océanos continúan generando lluvias torrenciales en algunas partes del país y, advierte, se esperan lluvias que podrían alcanzar niveles históricos superiores al de los últimos años en gran parte del litoral del Golfo de México y en el Pacifico Sur.

Dice: Los dos sistemas ciclónicos “Ingrid” y “Manuel”, ambas como tormentas tropicales, seguirán provocando lluvias en nivel de torrenciales especialmente en el sur, el sureste y la vertiente del Golfo de México.

Al día siguiente, el 14 de septiembre a las 11 horas, Conagua volvió a emitir otro boletín, donde advertían que “Ingrid” se convertía en huracán y que la combinación con la tormenta tropical “Manuel” no se descartaba que fuera a encontrarse en distintas zonas del país.

Y no fue sino hasta la noche del domingo 15 de septiembre cuando el coordinador nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Fuentes, convocó a los integrantes del Comité Nacional de Emergencias a fin de anunciar una situación de alerta y de emergencia. 48 horas después de que fue dada la alerta por la Comisión Nacional del Agua.

Yo creo que aquí hay un asunto al requerimiento de información, ¿para qué le queremos pedir a la Conagua que nos informe que hizo?, si ya sabemos, aquí están los boletines que emitió y no tenemos porque preguntar a la Comisión Nacional de Protección Civil qué hizo, porque ya vimos que fue omisa y retraso la declaratoria 48 horas para atender una situación que hoy se ha convertido en una desgracia.

No se necesita ser científico para conocer estos problemas. El propio centro de atención a huracanes del gobierno de los Estado Unidos establecido en Miami, da a conocer las imágenes la magnitud del fenómeno.

Esta imagen es del 12 de septiembre, cuando ya estaban entrando en tierra las dos tormentas tropicales, y ésta del 13 de septiembre cuando se sumaron las dos, tanto el huracán “Ingrid” como la tormenta tropical “Manuel”.

Aquí es un asunto mayor. Es un asunto de omisión y de negligencia, de negligencia criminal porque en lugar de haber estado desalojando a los profesores del zócalo, festinando el grito y no distrayendo al ejército para que desfilara el 16 de septiembre, se dejó en situación de indefensión a la población civil a la cuál no fueron capaces de darle siquiera una señal de alerta para tomar sus previsiones.

Ese es el problema y ahora se trata de tapar el pozo una vez ahogado el niño, sin asumir las responsabilidades de los funcionarios que provocaron esta desgracia tenga estos resultados tan lamentables para el país.

Muchas gracias.




Aval y simulación
Alejandro Encinas Rodríguez
El Universal
24 septiembre 2013

El debate en torno a la llamada Reforma Hacendaria presentada por el Ejecutivo federal ha puesto en evidencia el fracaso de la política económica instrumentada por el actual gobierno, donde prácticamente todos los indicadores económicos van a la baja. Tan sólo durante el primer semestre de este año, la economía creció apenas en uno por ciento, por lo que los pronósticos más optimistas han reducido las expectativas de crecimiento económico para este año apenas 1.5 por ciento. La industria de la construcción se desplomó en 3.5 por ciento; las ventas al mayoreo registraron una caída del 6 por ciento y el poder adquisitivo de los salarios disminuyó10 puntos.

Se ha puesto énfasis en que la intención de establecer el IVA a las colegiaturas, las hipotecas, la renta y venta de viviendas, incluidas las de interés social, así como a los viajes en autobuses foráneos, entre otros rubros, no propiciará crecimiento económico, desincentivará la inversión y deprimirá la capacidad de consumo de la clase media y de los sectores populares, en tanto se mantienen prácticamente intactos los privilegios fiscales de los que gozan los grandes corporativos empresariales, que para este año podrían alcanzar los 600 mil millones de pesos.

Si bien todo esto es cierto, ha quedado fuera del debate un aspecto nodal contenido en estas iniciativas: el régimen fiscal que se propone para Pemex, ya quela propuesta da por sentadala aprobación a la modificación alos artículos 27 y 28 de la Constitución,al estableceren la exploración y extracción de hidrocarburos los contratos de utilidad compartida; la desaparición de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y el que la Secretaría de Energía podrá contratar a un comercializador, que bajo la figura de entidad paraestatal, podrá prestar servicios de recolección y venta de hidrocarburos.

Plantea además que se creará un Fideicomiso de Administración y Pago, en una institución de la banca de desarrollo, para  la administración de los ingresos derivados de los contratos de utilidad compartida, así como del pago de las contraprestaciones a Pemex, transfiriendo así a la Secretaria de Hacienda facultades que corresponden a Pemex, anulando cualquier tipo de autonomía presupuestal a la empresa, lo cual redundará en la falta de recursos para su desarrollo y crecimiento.

Se propone además, que de los ingresos obtenidos de loscontratos de utilidad compartida, el comercializador entregará al Fideicomiso los ingresos derivados de la venta de la producción, descontando  el pago de sus servicios, conforme a los contratos de venta y recolección. Cada periodo contractual, el Fideicomiso entregará al Gobierno mexicano el porcentaje de la utilidad operativa que le corresponda y a Pemex o sus organismos subsidiarios  la contraprestación respectiva, integrada por un porcentaje de la utilidad operativa y los costos, gastos e inversiones. Para ello, la SHCP determinará el porcentaje de utilidad operativa para Pemex y para el Estado, proponiendo un régimen especial de deducciones para el pago del ISR  hasta por el 100 por ciento en las inversiones  para exploración, recuperación secundaria y mantenimiento.

Se propone también derogar un capítulo de la Ley Federal de Derechos para dar facilidades al régimen fiscal para que la explotación de hidrocarburos se realice mediante asignación, así como abrir nuevos organismos subsidiarios, los que podrán realizar negociaciones oficiales y la contratación de financiamientos externos y obligaciones de deuda en moneda extranjera, fragmentando más a la paraestatal y eliminando la expectativa de hacer de Pemex una empresa integrada.

Por ello resulta, por decirlo menos, absurdo e irresponsable que los perredistas que participan en el Consejo Rector del Pacto por México festinen esta propuesta del Ejecutivo federal, que si bien gracias a la presión popular eliminó por el momento –así lo dijo Peña Nieto- la propuesta de generalizar el cobro del IVA a alimentos y medicinas, avale de facto la reforma energética y la privatización de Pemex que dicen combatir. O no leyeron las iniciativas o peor aún, son tantos los compromisos asumidos que se guarda silencio, se simula oposición y se avala de facto las reformas privatizadoras.

Senador de la República



PRD anuncia separación de los foros en materia energética porque generan una falsa impresión de pluralidad e inclusión

Lunes, 23 Septiembre 2013

Versión estenográfica de la conferencia de prensa de Senadores del PRD, encabezados por Miguel Barbosa Huerta, coordinador Parlamentario, para hablar de sobre los Foros en materia Energética que se llevan a cabo en el Senado de la República.
Miguel Barbosa Huerta (MBH). Como Grupo Parlamentario el día viernes dimos una conferencia de prensa en donde establecimos una serie de preocupaciones sobre la celebración de los foros que el Senado llevaría a cabo a partir del día de hoy.
 Dijimos que se quería dar la impresión de inclusión de pluralidad en unos foros en donde había un número de participantes que excedía enormemente los de la posición a favor de la propuesta gubernamental con los de las fuerzas progresistas.
A nosotros los foros, desde entonces lo planteamos y lo planteamos a los coordinadores y lo planteamos a los presidentes de las comisiones de dictamen, tenían que estar organizados de tal suerte que hubiera igual número de participantes. Los que defendieran una propuesta, la gubernamental que es muy parecida a la de los otros partidos políticos porque hablan de reformas constitucionales y las propuestas de la izquierda, de las fuerzas progresistas PRD, PT, Movimiento Ciudadano.
También dijimos que no íbamos a hacer nosotros acompañantes, ni íbamos a ser funcionales, ni íbamos a estar de acuerdo en que una vez desahogados los foros, la ruta a desahogar sólo fuera la dictaminación. Así lo establecimos, así es que nosotros fijamos una posición, ¿cuál?
Primero, para el día viernes la definición de que los foros arrancarían con la participación del Ingeniero Cárdenas ya era un acuerdo, un acuerdo de lo cuál nosotros reconocemos la decisión de los otros grupos de que así fuera y por tanto teníamos que asumir esa posición.
También dijimos ese día que el acuerdo solamente alcanzaba el desahogo del foro por la mañana del día de hoy, ni siquiera había acuerdo para el desahogo de oponentes y temas para la tarde de hoy, menos de días siguientes, menos de los días siguientes a partir de esta fecha.
Así es que para nosotros la posición no tiene que ver con seguir lo declarado por diputados, sino es una posición del Grupo Parlamentario del PRD acá en la Cámara de Senadores y es la siguiente: nos separamos de los foros que se celebrarán acá en el Senado de la República, que fueron parte de un acuerdo de la Junta de Coordinación Política por las siguientes razones.
Primero. No hay un acuerdo, ni de La Junta de Coordinación Política, ni de los grupos parlamentarios respecto a los ponentes y a los temas a desahogar de la tarde de hoy y de los demás días hasta su conclusión.
Segundo. Se pretende que por cada ocho ponentes que van a defender la posición gubernamental sólo haya uno que defienda la posición planteada en la propuesta energética que encabezó el Ingeniero Cárdenas y que la asumimos grupos progresistas de las cámaras.
Segunda razón. No vamos a ser parte, no vamos a ser acompañantes, no vamos a ser funcionales de la ruta crítica que pretende que una vez desahogados los foros, que insisto, pretenden crear una falsa impresión de pluralidad y de inclusión, se pretende inmediatamente dictaminar votando a favor la propuesta del sector oficial. No hay equidad, no hay pluralidad en cómo están organizados y en cómo se pretenden desahogar.
Siguiente razón. El PRI se niega a que dentro de la agenda de temas a desahogar en estos foros se discuta la procedencia de una reforma constitucional a los artículos 25, 27 y 28 como pretende el PAN o 27 y 28 como pretende el PRI.
El PRI se niega, se niega a que ese sea uno de los temas que deban abordar los ponentes.
Siguiente razón, la lista de ponentes que está presentando el Partido Revolucionario Institucional está siendo proporcionada desde la Secretaría de Energía, desde ahí se está revisando los pormenores de cómo pretenden se celebre, se celebren estos foros.
Nosotros por esas razones nos separamos de los foros y nos pronunciamos por la unidad de las izquierdas, por la unidad de todas las fuerza políticas progresistas del país para que a través de una discusión equitativa con inclusión, con pluralidad donde no haya discriminación de ningún tema, podemos informar al pueblo de México y forme éste su opinión.
La unidad de las izquierdas provocará movilización social, movilización social respetuosa, movilización social sin obstrucción y una movilización de tal magnitud que impida que se aprueben las reformas constitucionales que pretenden otras fuerzas políticas distintas a nosotros y el Gobierno, el Gobierno Federal.
Así es que nos pronunciamos por la unidad de las izquierdas en este tema tan importante que es la defensa del Petróleo de México.
Pregunta, (P): Oiga senador, ¿podrían reconsiderar su decisión los siguientes días, las siguientes horas, o ya es definitiva e irreversible?
MBH: Es definitiva porque no vamos a ser parte de una estrategia de los Grupos Parlamentarios, hablo del PRI y del Gobierno Federal para que esto foros, insisto, creen una falsa impresión de inclusión, de pluralidad cunado están plagados de protagonismos de quienes están al frente de las comisiones de dictamen, y que desde luego intentan provocar una opinión inadecuada.
P: (inaudible) López Obrador de que ésta era una simulación. Y también preguntarle, usted hace un rato dijo que iba a consultar en la Junta de Coordinación Política si había una ruta para reordenar este debate, este foro, ¿si lo planteó? ¿Cuál fue la respuesta?
MBH: No, no lo he planteado en la Junta de Coordinación Política. Fue una decisión del Grupo Parlamentario, el senador Luis Sánchez ha estado en contacto con los organizadores de los foros y no ha recibido una respuesta favorable en ese sentido.
Y respecto a lo pronunciado por Andrés Manuel López Obrador, yo te diría que nosotros respetamos lo que él dice, es parte importante de la unidad de las izquierdas, la participación con López Obrador, pero nosotros como Grupo Parlamentario hicimos esta definición desde el día viernes.
P: Inaudible.
MBH: Es un asunto que tiene que analizarse, no vamos nosotros a cuestionar que lo sigan llevando a cabo, pero sin duda que la ausencia de la izquierda en este evento deslegitima los resultados que pretendían alcanzar, que es: generar una falsa impresión de inclusión y de pluralidad.
P: ¿Platicarán con el PT para ver si ellos pueden acompañarlos?
MBH: Estamos platicando con ellos y con todas las fuerzas progresistas de México.
P: Inaudible.
MBH: No participa el PRD porque inclusive un ponente que habíamos sugerido estuviera, que era Sergio Benito Sorio, él fue descontado desde el día sábado y por tanto, es parte de lo que ocurrió que no llevó a tomar esta decisión.
P: ¿Usted diría que son foros a modo para respaldar una iniciativa gubernamental en aras de que se cree un criterio homogéneo del PRI para votarla de facto en el pleno?
MBH: Son foros en donde la sola participación de 8 ponentes a favor de una propuesta contra un ponente a favor de la nuestra, crea una inequidad y crea una opinión, tal parece de mayoría, pretenden generar una percepción social por lo que en otros asuntos se llama mayoría de razón ¿verdad? Cuando muchas razones dan una opinión a favor, aunque sean razones equivocadas.
P. Inaudible.
MBH. Crear un escenario falso de mayoría, un escenario falso de mayoría a través de la participación de 8 ponentes en favor de una propuesta contra uno.
Así es que no somos ingenuos, y no vamos a ser nosotros funcionales a una ruta que, desde luego, tiene como propósito que una vez que concluyan los foros solamente quede el dictamen y en la que hayamos sido participes.
P: ¿El senador Preciado no ha sido totalmente imparcial en la realización de los foros?
MBH: No lo he visto, parece que no está enterado de muchas cosas, no lo he visto opinando en estos asuntos, sí me gustaría conocer su opinión como presidente de la Junta de Coordinación Política.
P: Inaudible.
MBH: Bueno, la reforma energética es un asalto al patrimonio nacional, la que pretende la privatización del petróleo en México, o de las ganancias para ser más precisos. Y si nos chamaquearon ahí, chamaquean aquí, no veo ningún chamaco o chamaca.

Muchas gracias.





Intervención del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas en los foros sobre iniciativas en materia energética
Lunes, 23 Septiembre 2013

Las reformas constitucionales propuestas por el Ejecutivo, contrarias al interés nacional
Cuauhtémoc Cárdenas

Agradezco  al Senado de la República la invitación que me ha hecho para participar en los foros, que ahora inician, sobre las propuestas de reformas en el sector energético que hasta ahora se ha presentado, que espero contribuyan para llevar a cabo cambios en la legislación normativa del sector que resulten en fortalecimiento de la soberanía de la nación, en mayores y mejores oportunidades para el bienestar de los mexicanos y el crecimiento de la economía y, en particular, para un manejo con racionalidad de presente y futuro de nuestros recursos energéticos.

El contexto en el que se presentaron, hace unas semanas, las iniciativas para llevar a cabo una reforma energética, como el  contexto del país, han cambiado debido a las graves afectaciones que ha sufrido prácticamente toda la República, ocasionados por los fenómenos climáticos extraordinarios de los últimos días. Nos encontramos en situación de emergencia, quizá con menos pérdida de vidas, pero tanto o más grave por la multiplicidad de sitios y zonas con fuertes daños. que la que vivió el país después del sismo del 19 de septiembre de 1985.
La atención a los miles o millones de víctimas y la reparación y reconstrucción de viviendas, reposición de bienes familiares, rehabilitación de infraestructuras de servicios y productivas, se han vuelto emergencia nacional y a ello debe enfocarse la actividad del Estado y la colaboración que pueda tenerse de todos los sectores de la sociedad.
En estas condiciones, una reforma energética como la que proponen las fuerzas progresistas, cobra mayor importancia y sería un factor clave para la recuperación que el país está reclamando.
Pretendemos que en particular la industria petrolera recupere el papel que tuvo en el pasado, de conductora principal del crecimiento económico y la industrialización, con lo que se estarían creando empleos formales, impulsando desarrollos regionales e impactando favorablemente sobre numerosas áreas de la producción; un sector energético estatal con organismos operadores (en este caso, principalmente, Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad) saneados de corrupción, con mandato claro del Estado respecto a sus actividades por desarrollar y que operan con absoluta transparencia, eficiencia y eficacia, buscando las productividades óptimas, dentro de la racionalidad ambiental.
El mandato del Estado deberá reflejarse en el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos, el cual deberá estar enmarcado en la Estrategia Nacional de Energía y en un verdadero Plan Nacional de Desarrollo.
La Estrategia de Energía requiere reformularse, ser precisa en los objetivos, medos de ejecución y tiempos para los planes  y programas de trabajo que se establezcan para las diferentes clases de energías, así como para los distintos organismos reguladores y operadores estatales del sector, y este cuerpo legislativo, lo digo respetuosamente, debiera proponerse la creación de un verdadero sistema de planeación, que fije lineamientos para el desarrollo nacional en perspectivas de largo plazo 25-30 años, con ajustes anuales, con objetivos de cumplimiento obligatorio para el Estado, cuantificables y con tiempos establecidos, sistema con el cual debieran corresponderse la Estrategia de Energía y el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos.
En materia petrolera, la política a desarrollar debiera enmarcase en los siguientes objetivos generales:
$1·         Prolongar lo más posible la vida de las reservas, satisfaciendo  al mismo tiempo la demanda nacional de hidrocarburos.
$1·         Para obtener los mayores beneficios de los recursos naturales y frente una perspectiva de autosuficiencia a corto plazo (2020) del cliente principal de las actuales exportaciones mexicanas de crudo (Estados Unidos), disminuir gradualmente, al ritmo más rápido posible, las exportaciones de este recurso, para transformarlo industrialmente en el país.
$1·         Desarrollar las cadenas productivas de la industria  petrolera con el fin de agregar valor a los productos, generar empleos, estimular los desarrollos regionales y reducir importaciones.
$1·         Aumentar la capacidad  de refinación: de inmediato en 600 mil barriles diarios (capacidad de refinación que podría estar disponible en 2017) e iniciar nuevas instalaciones, en 2017, con capacidad del orden de 300 barriles diarios más.
$1·         Fomentar nuevas inversiones privadas y públicas en la industria petroquímica y en la construcción de gasoductos.
Además, como parte de las políticas energéticas prioritarias, debieran considerarse impulsar la transición energética, esto es, la utilización de energías renovables, no convencionales, principalmente para substituir combustibles que tienen su origen en los hidrocarburos y para el servicio público de electricidad; dar verdadero apoyo a las instituciones de investigación científica y desarrollo tecnológico; y fortalecer a las Comisiones Nacional de Hidrocarburos y Reguladora de Energía, transformándolas de organismos desconcentrados en descentralizados, con personalidad jurídica, patrimonio propio y autonomía de gestión, operativa y funcional. A la Comisión de Hidrocarburos, además se le deberían ampliar sus facultades en materia de supervisión, verificación y vigilancia de Pemex.
En el caso particular de Pemex, nuestras propuestas tienen como propósitos:
$1·         Transformar a Petróleos Mexicanos en empresa pública (y a la Comisión Federal de Electricidad).
$1·         Concederle autonomía presupuestal y de gestión, dejándolo fuera del presupuesto federal y ya no bajo la tutela y control de la Secretaría de Hacienda.
$1·         Modificar su gobierno corporativo, reintegrándolo en una solo entidad, desapareciendo los organismos subsidiarios.
$1·         Establecerle un nuevo régimen fiscal, que genere recursos adicionales para inversión productiva y para revertir la descapitalización a la que ha estado sujeto, permitiéndole así cumplir con sus objetivos.
Los cambios que proponemos para Petróleos Mexicanos pueden llevarse a cabo mediante reformas a doce leyes reglamentarias o secundarias y una nueve ley, ésta sobre el manejo de los excedentes petroleros, habiéndose ya presentando en esta Cámara las iniciativas correspondientes.  Para realizar las reformas legales y para la instrumentación de nuevas políticas energética y en particular petrolera, debe reiterarse, no se requieren reformas constitucionales (las propuestas tienen otras finalidades).  Las leyes que deben reformarse son las siguientes:
$11.    Ley de Petróleos Mexicanos
$12.    Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo
$13.    Ley Federal de Derechos
$14.    Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria
$15.    Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
$16.    Ley Federal de Entidades Paraestatales
$17.    Ley de la Comisión Nacional de Hidrocarburos
$18.    Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica
$19.    Ley  para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética
$110.  Ley General de Deuda Pública
$111.  Ley de la Comisión Reguladora de Energía
$112.  Ley de Instituciones de Crédito
$113.  Creación de la Ley del Fondo de Excedentes Petroleros
Me referiré ahora a la iniciativa de reformas constitucionales enviada por el Ejecutivo al Senado.  En ella se plantean reformas al párrafo sexto del artículo 27 y al párrafo cuarto del 28.  En la exposición de motivos del Ejecutivo se hace énfasis en los contratos de utilidad compartida y en otros beneficios más que se derivarían de la reforma, a los que me referiré en seguida, pero nada se dice de cuáles serían las leyes reglamentarias que tendrían que modificarse (en el paquete económico 2014, recientemente enviado al Congreso, se incluye la iniciativa de una nueva Ley de ingresos sobre los hidrocarburos pero nada más).
En la iniciativa remitida al Congreso, el Ejecutivo ha señalado que de aprobarse, se ofrecería a los usuarios electricidad a tarifas menos gravosas que las actuales, que se modificará el régimen fiscal al que se tiene sometido a Petróleos Mexicanos para hacerlo competitivo (¿frente a quién?, pues los costos de exploración, producción y desarrollo de Pemex son actualmente menores que los de Statoil de Noruega, ExxonMobil de EEUU, ENI de Italia, Petrobras de Brasil, Chevron de EEUU, entre otros en buena parte, por las condiciones particulares de los campos que se explotan), que el organismo tendrá mayor (no plena) autonomía de gestión (y nada se menciona de la autonomía presupuestal), que mejorará las condiciones de transparencia y rendición de cuentas (¿y por qué no desde ya?) y que en las compras y proyectos de Pemex habrá mayores contenidos nacionales.  Con estos cambios, expresa el Ejecutivo, se logrará una mejor restitución de reservas, la producción de crudo se elevará a 3 millones de barriles diarios en 2018 y a 3.5 millones en 2005 y la de gas pasará de 5 700 millones de pies cúbicos diarios a 8 000 en 2018 y a 10 000 en 2025.
Otros impulsores de la iniciativa oficial agregan a estas supuestas bondades, que se generará medio millón de nuevos empleos para 2018 y dos y medio millones más para 2025, que el gas (supongo que el natural, pues no se específica) resultará también más barato al consumidor (no se hace mención del gas LP, que es el de mayor consumo, sobre todo doméstico, en el país) y que la economía mexicana crecerá un punto porcentual más en 2018 y 2 más en 25.
Todos estos supuestos avances suenan a cuentas alegres y en el mejor de los casos a buenos deseos.  No hay una cifra que los sustente, ni un análisis y proyecciones serias de la economía nacional en los próximos años, ni un estudio del desenvolvimiento de la industria petrolera internacional, ni menos la definición de un apolítica petrolera integral que requiera de esos montos de producción, de mayores o menores, de determinados montos de inversión, en los horizontes de aquí al 2018 y al 2025.
Recuérdese que en 2004 se extrajeron ya casi 3.5 millones de barriles diarios, lo que no genero ni mayores empleos formales ni crecimiento extraordinario de la economía. ¿Por qué en 2018 y en 2025 si?
El alud propagandístico del gobierno se centró en la reforma del 27, pero nada se han mencionado de las consecuencias de modificar el 28, lo que no puede sino calificarse de falaz, pues se oculta a la opinión pública información vital para formarse un juicio informado.
El cambio en el 28 constitucional cancelaría la condición de áreas estratégicas a los hidrocarburos y a la electricidad (ni siquiera alcanzan en la iniciativa del Ejecutivo la calidad de prioritarias), abriendo la posibilidad de que el Estado fuera totalmente desplazado de los sectores petrolero y eléctrico e incluso estaría autorizado para deshacerse de todos los activos de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad, al dejar sin materia lo establecido en el párrafo cuarto del artículo 25 constitucional, que dice: “El sector público tendrá a su cargo, de manera exclusiva, las áreas estratégicas que se señalan en el artículo 28, párrafo cuarto de la Constitución, manteniendo siempre el gobierno federal la propiedad y el control sobre los organismos que en su caso se establezcan”.  Esto es, al no ser ya estratégicos los sectores de los hidrocarburos y de la electricidad, los órganos que los manejan, hoy Pemex y CFE, podrían de acuerdo con la Constitución modificada, dejar de ser de propiedad gubernamental. Pemex y CFE, todo lo que posean, podría ser vendido, privatizado.
Además, el Estado perdería la exclusividad en el manejo de las áreas estratégicas de la industria petrolera, desde la exploración y la explotación de los yacimientos (y consecuentemente el manejo y cuidado de las reservas), hasta la transformación industrial del recurso en la refinación y petroquímica, así como en los servicios complementarios de almacenamiento y transporte.  Lo mismo sucedería en la industria eléctrica.
Otra consecuencia muy grave de cancelar la condición de estratégicos a los sectores petrolero y eléctrico sería que quedarían sujetos a las estipulaciones del Acuerdo de libre comercio de América del Norte, el TLC, del que se encuentran hasta este momento excluidos.
Por más que en el medio oficial no se hable de la modificación del 28, la iniciativa deja ver con claridad meridiana la intención de desplazar a Petróleos Mexicanos (Pemex) de toda la cadena productiva del petróleo, substituyendo a este organismo, al que hasta ahora el Estado ha encomendado de manera exclusiva la conducción de la industria petrolera, por particulares.  Esto es, se está ante la gravísima perspectiva de que las compañías expropiadas en 1938, ahora con otros nombres, vuelvan a ser las que decidan cómo se manejen y sean las principales beneficiarias de la explotación de los yacimientos de hidrocarburos mexicanos.
La iniciativa del gobierno para reformar los artículos 27 y 28 de la Constitución es una iniciativa privatizadora, dígase lo que se diga.
La propuesta progresista no es, desde ningún punto de vista, una propuesta que desconozca el papel de la inversión privada en el desarrollo del país y en particular, en el de la industria petrolera.
Debe plantearse una política en que la inversión privada participe intensamente en la producción de insumos de la industria petrolera, dando una prioridad racional a los contenidos nacionales en las adquisiciones y contratos del sector energético estatal, y, por otro lado, deben fomentarse las industrias que utilicen productos que produce Pemex, principalmente en la prolongación de la cadena de la petroquímica.
Más allá de la intención privatizadora, de ceder mercados nacionales a productos y prestadores de servicios principalmente extranjeros (que son quienes tienen las mayores disponibilidades de capital de inversión), resulta absurdo pensar que los sectores petrolero y eléctrico no se consideren estratégicos, esto es importantes, fundamentales, especiales o como quiera calificárseles, y que se les pueda dar el mismo tratamiento que a la confección de ropa de lujo o a la elaboración de golosinas chatarra.
Termino señalando que en el debate que se lleve a cabo en esta Cámara, además de tratar de convencer a los legisladores aún no convencidos, para que hagan mayoría quienes se opongan a la iniciativa de reformas constitucionales del Ejecutivo, los legisladores progresistas tendrán que convencer también que es mejor la iniciativa del PRD en lo relativo a la modificación del régimen fiscal de Pemex que la iniciativa de Ley de ingresos sobre hidrocarburos, presentada por el Ejecutivo como parte del llamado paquete fiscal, pues de cobrar vigencia, no se pondría fin a la tutela que ejerce la Secretaría de Hacienda sobre Pemex, pues no considera conceder a este organismo autonomía presupuestal, demanda básica respecto a una nueva forma de estructurar y de tratar a Petróleos Mexicanos.  Habría muchas cosas más que decir de esta ley, pero la discutirán los Senadores.
Gracias nuevamente al Senado de la República por permitirme presentar estas ideas sobre cambios en las políticas petroleras.




Marcha en defensa del Petróleo
"MORENA"
22 septiembre de 2013 












¿Qué es la Fundlocal?




En este espacio podrás encontrar información actualizada acerca de las actividades y el pensamiento de Alejandro Encinas Rodríguez, uno de los principales dirigentes de la izquierda mexicana.