fotos aer

fotos aer

“La Constitución ordena la separación clara entre el Ejército y la política. Cuando se rompe esa frontera se presentan excesos, como los ocurridos durante la guerra sucia en los años 70; entonces el Ejército se convirtió en instrumento de combate contra la disidencia política”.

Alejandro Encinas Rodríguez
Coordinador de los diputados del PRD
LXI Legislatura


La UNAM, presente en el debate y reflexión para construir un nuevo modelo de país

Dip. Alejandro Encinas Rodríguez
Coordinador del GPPRD
Discurso en la sesión solenme con motivo de los
100 Años de la UNAM



Palacio Legislativo, Miercoles, 22 Septiembre 2010 a las 13:54Versión No. 691

Señoras y señores legisladores; señor rector de la Universidad Nacional Autónoma de México; compañeras y compañeros universitarios:

Conmemoramos hoy los primeros 100 años de la Universidad Nacional Autónoma de México, la institución pública por excelencia que, desde su fundación, ha sido protagonista fundamental de la historia nacional.

Como lo señaló Justo Sierra el 22 de septiembre de 1910, nuestra Máxima Casa de Estudios tiene sus raíces en la Real y Pontificia de la Universidad de la Ciudad de México fundada en 1553. Y debo agregar, en la Escuela Nacional Preparatoria creada por Gabino Barreda en 1867, pero a diferencia de aquella Universidad engendrada por la conquista cuando no tenía más elementos que aquellos que los mismos conquistadores proporcionaban o toleraban, donde explicaban densos problemas teológicos, canónicos, jurídicos, retóricos, resueltos ya, sin revisión posible de los fallos, por la autoridad de la Iglesia, la nueva Universidad se creaba -en palabras de Justo Sierra- para que su acción educadora resultara de su acción científica cultivando intensamente en ella el amor puro de la verdad, donde la labor cotidiana para encontrarla, la persuasión del interés de la ciencia y el interés de la Patria, deben sumarse en el alma de todo estudiante mexicano.

Ese espíritu del positivismo fue refrendado en abril de 1921, cuando el rector José Vasconcelos presentó ante el Consejo Universitario la propuesta de lema y el escudo de la Universidad “Por mi raza hablará el espíritu”, que representa la convicción de que nuestra raza elaborará una cultura de tendencias nuevas, que despierta de una larga noche de opresión, de esencia espiritual y libérrima.

Mientras que el escudo representa a nuestro continente, nuevo y antiguo, predestinado a contener una raza quinta, la raza cósmica, en la cual se fundirían las dispersas y se consumaría la unidad.

Con es orientación, y tras una movilización de la comunidad universitaria, el 25 de mayo de 1929 se logró la Autonomía de la Universidad que aseguraba no sólo la independencia de gestión y de gobierno de los universitarios, sino la garantía del libre examen de las ideas y de su componente primordial: la libertad de cátedra.

Diversas han sido las vicisitudes para consolidar la universidad. Hoy, como hace 100 años, a la par del desarrollo y fortalecimiento de sus tareas de investigación y docencia, la universidad ha tenido que resistir y sobreponerse ante fuerzas y visiones que han pretendido subordinarla a los designios del poder e impedir que la Universidad pública continúe siendo el gran promotor de la movilidad social en nuestro país.

Cuánta vigencia tienen hoy las ideas de quien fuera rector de la Universidad, Manuel Gómez Morín, ante la actual embestida de la derecha conservadora que intenta desmeritar a la Universidad y su autonomía, respecto a la cual Gómez Morín sostuvo la convicción de imponer un sello doctrinario.

Alejandro Gómez Arias, presidente de Asamblea Universitaria de la Huelga de 1929, quien desde la izquierda sostenía que el Estado no debe educar pues debe garantizar la educación y ser educado, la educación debe estar a cargo de los educadores y de los propios estudiantes, lo que implica la democratización de la vida universitaria y de la enseñanza pública.

A partir del gobierno de Miguel Alemán, la Universidad ha tenido que bregar contra las tentaciones autoritarias, que buscaron convertirla en un apéndice del Estado posrevolucionario, en el contexto del presidencialismo, el partido hegemónico y el corporativismo que lo caracterizaron.

En los años sesenta, la matanza de estudiantes el Dos de octubre en Tlatelolco puso al descubierto el verdadero rostro represivo del sistema político mexicano. La comunidad universitaria había afrentado a un régimen que no entendía que el movimiento estudiantil encauzaba la asfixia impuesta desde el poder, que en las últimas décadas, al cobijo de un crecimiento económico sostenido y una falsa estabilidad política, cancelaba cualquier espacio de participación al margen del aparato de control corporativo y toda forma de disidencia.

El sacrificio de los estudiantes del 68 que, por cierto fue aplaudido por la mayoría de este Congreso de la Unión, abrió el cauce de transformación democrática del México contemporáneo. A esta lucha se sumó la dignidad del rector Javier Barros Sierra, quien asumió la defensa de la autonomía universitaria y de las libertades de los estudiantes.

A ellos nuestro respeto, nuestro reconocimiento y nuestra memoria.

En los años setenta, ante la imposibilidad de someter a la comunidad universitaria, desde las esferas del poder presidencial, se promovió y alentó el porrismo, como mecanismo para contener y reprimir el compromiso social de los universitarios, base fundamental de la educación pública; se recurrió de nueva cuenta a la represión, al Halconazo del Diez de junio de 1971, que condujo a muchos jóvenes a la guerrilla, como una evidencia más de la impotencia e intolerancia del régimen, como sucedió posteriormente con la represión al movimiento sindical universitario, que se constituía en un pilar del sindicalismo independiente.

Con el surgimiento del neoliberalismo, se alentó la creación de universidades privadas y se castigaron los recursos destinados a las instituciones de educación superior, satanizando a la universidad pública y promoviendo la incorporación de egresados de las escuelas privadas a los altos mandos del gobierno federal; eludiendo la responsabilidad del Estado para garantizar el derecho a la gratuidad de la educación, lo que topó con la comunidad universitaria e impidió que esta idea prosperara, para que la gratuidad y la laicidad de la educación siguieran vigentes.

A pesar de ello, la UNAM ha acrecentado su calidad académica y su prestigio internacional, creando la red científica más importante del país y la consolidación de una corriente de pensamiento humanístico, formando nuevas instituciones como el Servicio Sismológico Nacional, la Biblioteca Nacional y la editorial más grande de América Latina.

Su visión formadora de profesionales y científicos se ha traducido en resultados notables en sus investigaciones, como el primer genoma descodificado en México; la regeneración de neuronas de piel y huesos, la prevención de daños cerebral en niños, la inteligencia artificial contra plagas, medicamentos contra el cáncer; sistemas de construcción como la tridilosa y la explicación del cambio climático y la formación del hoyo en la capa de ozono.

Hoy, nuevamente la UNAM y su rector nos han convocado al debate y a la reflexión para construir un nuevo modelo de país y refundar a la República, donde el desarrollo no sólo sea la parte de las finanzas públicas o el capital privado, sino que ponga a los mexicanos en el centro del interés y combata los males de la pobreza y la desigualdad cada vez más lacerantes.

El Grupo Parlamentario de la Revolución Democrática atiende y se suma a esta convocatoria. Compartimos la convicción de que es preciso los intereses del país sobre los muy legítimos que cada sector tenga.

En un escenario de globalidad, nuestro país debe aspirar a incrementar sus deberes de competitividad, rompiendo con la inercia llevando a que el capital se concentre y el salario disminuya. En ello, una universidad fuerte constituya el eslabón que nos permitirá una mejor inserción en las sociedades del conocimiento.

Ahí reside la importancia de la UNAM y el papel que cumple la posición digna y comprometida de sus actuales autoridades, que entienden que la institución debe seguir siendo, plural y abierta como ha venido siendo manteniendo el carácter plural, laico y gratuito de la educación pública.

Por ello, al conmemorar los 100 años de la UNAM no puede reducirse esta conmemoración a un acto protocolario de apología y demagogia. Honrar a la UNAM significa realmente un cambio de política de visión y de proyecto, donde las universidades públicas cuenten con recursos suficientes para gozar de su plena autonomía y contar con sus tareas decentes: investigación científica, desarrollo de capital humano y de difusión de la cultura nacional.

La Cámara de Diputados tiene la capacidad para hacerlo. Por nuestra parte, asumimos este compromiso como una prioridad en el próximo debate sobre el presupuesto de egresos de la federación.

Señoras y señores legisladores, compañeras y compañeros legisladores,

Pese a todo, la UNAM es el principal centro académico de Iberoamérica, mas la universidad no es algo abstracto ni intangible; es un ente dialéctico, en transformación permanente. Son sus aulas y laboratorios, sus maestros e investigadores, sus estudiantes y trabajadores; es el teatro universitario, su orquesta sinfónica, el ballet de danza contemporánea, los cine clubes en los que conocimos, lo mismo a Fellini y Godard que al Indio Fernández y Gabriel Figueroa; sus bibliotecas y museos, es un clásico Pumas-Poli y es un concierto de rock en la explanada.

Pero también es un centro de contrastes y contradicción del que han egresado, desde científicos e intelectuales del más alto nivel, hasta el hombre más rico del mundo; el subcomandante de una rebelión indígena, cientos de servidores públicos y representantes populares y miles de profesionistas que no encuentran empleo.

La UNAM es el fiel reflejo de nuestro país, de sus fortalezas y debilidades; es el Movimiento Estudiantil de 1968 y la represión autoritaria del Estado Mexicano; es el porrismo cobijado en las esferas gubernamentales, es la confrontación de grupos radicales de todo signo, desde la izquierda dogmática, hasta el ultraderechista Muro.

Es el intento de un Apartado C y el surgimiento de un sindicalismo universitario, hoy estancado; es la libertad de cátedra y la salvaguarda de la pluralidad ideológica y el derecho de asilo intelectual de estudiantes perseguidos.

En las aulas universitarias aprendimos valores y principios que rigen nuestro desempeño público; aprendimos que la riqueza la hace el trabajo y no el capital, que el principal obstáculo al desarrollo es la desigualdad, que la competencia debe buscar el progreso y no la acumulación; aprendimos que el principio de autoridad socava la democracia y que en la democracia son exigibles los derechos de la sociedad, rural y diversa que se reconoce en sus diferencias, en la tolerancia y la no discriminación, lo que no aprendieron los tecnócratas que han hundido en la pobreza y la violencia al país, algunos de los cuales estudiaron en nuestras mismas escuelas.

Esos son los principios que la Universidad Nacional Autónoma de México ha inculcado a las generaciones de un siglo; principios sin dogmas ni fundamentalismos impartidos por la casa de estudios, a través de la cual habla un espíritu de una raza y que bien, el día de hoy, merece un Goya Universidad.

Muchas gracias.

---o0o---

Grito secuestrado
Alejandro Encinas Rodríguez
El Universal
Martes 14 de septiembre de 2010
Cuando la madrugada del 16 de septiembre de 1810 Hidalgo recorría las calles de Dolores incitando al levantamiento en contra de la autoridad virreinal, no imaginaba el impacto que causaría el llamamiento a la independencia de México desde el atrio del templo de esa población y el tañer de su campana. Hidalgo realizaba el acto fundacional de la nueva nación mexicana.

A partir de entonces, la celebración del Grito se ha convertido, más que un acto ritual, emblemático de nuestra historia, en un indicador político y en un acto de legitimación del gobierno en turno.

La primera vez en que se festejó el Grito fue el 16 de septiembre de 1812, cuando en Huichapan, hoy Hidalgo, Ignacio López Rayón realizó la ceremonia. Un año más tarde, Morelos estableció en los Sentimientos de la Nación: “Que se solemnice el día 16 de septiembre todos los años como el día del aniversario en que se levantó la voz de la Independencia y nuestra santa Libertad comenzó”. El emperador Maximiliano de Habsburgo, en traje de charro, dio el Grito en Dolores, y sólo en 1847 la celebración se suspendió a causa de la invasión estadounidense.

A lo largo del siglo XIX, el Grito se conmemoró el 16 de septiembre, cuando se acostumbraba realizar una verbena popular que iniciaba la noche del día anterior y terminaba a las seis de la mañana del 16 de septiembre, hora en la que se daba el Grito. Sin embargo, Porfirio Díaz cambió la celebración para hacerla coincidir con la fecha y hora de su cumpleaños: el 15 de septiembre, a las 23 horas con 15 minutos.

En la etapa revolucionaria, la celebración se convirtió en un acto de apoyo a los caudillos revolucionarios y más adelante en el refrendo al presidencialismo absoluto. Fue hasta 1968 cuando una generación de jóvenes rebeldes cuestionó la ausencia de libertades políticas de un régimen autoritario y, en una imperdonable afrenta, Heberto Castillo dio el Grito en la explanada de Ciudad Universitaria.

Pese a todo, en los setenta, la ceremonia prevalecía como fiesta popular. “El pueblo” —como reseñaban los locutores de radio y televisión— se congregaba a refrendar su patriotismo y transitaba libremente por el Centro Histórico y la Plaza de la Constitución, celebrando sin puestos de control, vallas metálicas, arcos detectores, “cacheos”, ni francotiradores.
Los ochenta marcaron un hito. Tras los años de “administrar la abundancia”, la crisis económica sacudió al país y convirtió al Zócalo en foro de reclamo popular ante la incapacidad del gobierno, evidenciada en los sismos de 1985, así como por la inflación, la devaluación y el desempleo que trajo consigo la política privatizadora del priísmo.

En 1988, el reclamo a la crisis económica se transformó en demanda política. Las rechiflas a Salinas cuestionaban el fraude electoral y la brutal represión al descontento que dejó una estela de cientos de perredistas y otros disidentes asesinados.

El Grito de 2006 evitó el riesgo de un estallido social. Tras 47 días de plantón en el Paseo de la Reforma y una tensa negociación, el movimiento que surgió contra del fraude electoral se levantó —sin represión y sin que se hubiese roto un solo vidrio— tras un acuerdo que llevó, por primera vez en la historia, al Ejecutivo a ceder la plaza y dar el Grito en Dolores, Guanajuato, en tanto que el jefe de Gobierno, desde el Palacio del Ayuntamiento, reivindicó en el Grito la soberanía popular.

En el festejo bicentenario, la conmemoración se ha transformado. El derroche de 2 mil 900 millones de pesos pretende crear un ambiente festivo ajeno al interés de la gente. La violencia y el temor revisten la conmemoración. El clima de inseguridad provocó que en 14 ciudades del país se suspendan los festejos y en otros municipios se limiten o reprogramen.

El Grito ha sido secuestrado. El oropel del banquete que se servirá a la oligarquía en palacio se extenderá a la plancha del Zócalo, a la que habrá acceso restringido, luego de sortear cercos y retenes. El vulgo deberá encontrar acomodo en su casa o fuera del perímetro de seguridad para seguir a través de las televisoras la imagen del espectáculo preparado “igual al de las olimpiadas”, mientras elementos de las fuerzas armadas controlan la plaza. La verbena popular y el acto de legitimación de la autoridad de antaño han desaparecido entre la parafernalia y la debilidad del régimen y sus instituciones.

alejandro.encinas@congreso.gob.mx
Coordinador de los diputados federales del PRD


Posicionamiento del PRD ante el IV Informe de Felipe Calderón
Es necesario un viraje profundo en la conducción de México. Un golpe de timón en la política económica y social para frenar, ante el fracaso del panismo, el intento restaurador del viejo régimen

Alejandro Encinas Rodríguez
San Lázaro, D.F., 5 de septiembre de 2010
Documento completo:


MVS
Noticias
Carmen Aristegui entrevista a Alejandro Encinas


Alejandro Encinas, diputado perredista y líder de su bacada en la Cámara habla sobre el informe de gobierno del gobernador Enrique Peña Nieto y del nombramiento de la presidencia en la Mesa Directiva del órgano de gobierno

Redacción
Primera Emisión Noticias MVS
Para escuchar la entrevista da click en el siguiente link:



Advierte Encinas crisis constitucional de no definirse Mesa Directiva
Hoy por Hoy
09/02/2010

México.- En entrevista con W Radio, Alejandro Encinas, coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, explicó que de no darle a su partido la dirección de la Mesa Directiva como le corresponde y “de no haber acuerdo de aquí al domingo y ahí hay un vacío jurídico que puede derivar en una crisis constitucional (…) el precedente sería que se prolongara el mandato de Francisco Ramírez Acuña y de Francisco Rojas hasta que hubiera acuerdo”.

Aunque reconoció que la última alternativa sería acudir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, “sí hay un problema de esta naturaleza, indudablemente”.

El legislador señaló en la Primera Emisión de Hoy por Hoy que “el PRI ha pretendido violar la ley no porque quiera este año presidir la Mesa Directiva sino porque ha señalado su pretensión de ampliar este año que le correspondería hasta diciembre de 2011 con lo cual se rompería la ley (…) incluso ha dicho que presidiría este año y el año que entra se fragmentaría porque tiene interés en presidir los últimos cuatro meses del periodo de sesiones para proteger a Peña Nieto en la elección del Estado de México y para tener la dirección de la Mesa Directiva durante la elección federal, lo cual no puede hacer unilateralmente”.

Alejandro Encinas puntualizó que "la discusión original era que el PRD debía encabezar la Mesa Directiva y el PAN la Junta de Coordinación Política, ese es el planteamiento que hemos hecho". Por su parte, Josefina Vázquez Mota, coordinadora de los diputados del PAN, también en conversación con Carlos Puig, hizo un llamado al diálogo y destrabar esta crisis al interior del Palacio Legislativo.Comentó que "hemos venido conversando y hemos dejado muy claro que lo importante es salvaguardar la gobernabilidad del Congreso".


Derechos Reservados. W Radio Mexico. http://www.wradio.com.mx/


PRI quiere 'asaltar' tribuna en San Lázaro: PRD
Ricardo Gómez y Elena Michel
El Universal
CIUDAD DE MÉXICO
Miércoles 01 de septiembre de 2010


Alejandro Encinas, coordinador del sol azteca en la Cámara de Diputados, asegura que el tricolor es quien amaga con tomar la Mesa Directiva


El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Alejandro Encinas, denunció el intento de "asalto" y de "asonada" del PRI al querer presidir la Mesa Directiva de San Lázaro.

En entrevista en el Senado de la República, hizo un llamado de última hora a ese partido a "respetar la ley y que garantice la gobernabilidad y la estabilidad en la Cámara de Diputados".

Encinas reiteró que buscan que se respete la ley, y ante la posibilidad de que su bancada emprenda acciones más radicales, dijo que actuarán primero con mucha responsabilidad "pero quien está amagando con tomar la tribuna y tomar por asalto el poder legislativo es el PRI".

Reconoció que no hubo un "acuerdo verbal" con el PAN y el PRI al principio de la legislatura para la rotación de la presidencia de la Mesa Directiva de San Lázaro.

En ese sentido, aclaró que su intención de presidir la Mesa Directiva se basa sólo en la ley y advirtió que no van a aceptar "nada al margen ni por debajo de la ley".

La presidenta nacional del PRI Beatriz Paredes dijo el martes que no hubo tal acuerdo verbal, al que han aludido los perredistas para intentar presidir la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Encinas aceptó hoy que no hubo tal acuerdo, y sólo "algunos comentarios" en la Junta de Coordinación Política de San Lázaro pero nada más."Yo no tomé ningún acuerdo, hubo comentarios en la junta, no hubo un acuerdo", dijo e insistió en que debe cumplirse la ley.

Acusó al PRI de querer "tomar" la tribuna, con la presidencia de la Mesa Directiva de San Lázaro."O sea el PRI no entiende que las cosas y el país ya cambiaron, y que no pueden usar la vieja lógica del país de la Ley de Herodes que durante tantos años aplicaron, sino que ya se requiere un cambio de actitud ante los tiempos que vive el país", sentenció el perredista cercano a Andrés Manuel López Obrador.

Encinas acudió a las instalaciones del Senado, en Donceles 14 en el Centro Histórico, al foro de GLOBE International sobre cambio climático, que preside la senadora Yeidckol Polevnsky (PRD). Ahí el ex jefe de gobierno del Distrito Federal reiteró su advertencia de que el PRI sume en una crisis Constitucional al Congreso.

Sostuvo que el debate está en la pretensión del PRI de prorrogar su mandato hasta diciembre de 2011, para dividir el último año de la legislatura entre los tres partidos, lo cual es una "situación sumamente grave... estamos al borde de una crisis Constitucional".

Consideró que esa actitud es una revancha por los resultados de la elección en julio. Recordó que él no aceptó las alianzas pero no aceptará una actitud de revancha.Indicó que otra motivación de PRI, y ya lo han dicho, dijo, es proteger la elección a gobernador en el estado de México de 2011, además de prepararse para la sucesión presidencial en 2012.

Hoy se llevará a cabo la sesión de Congreso General en San Lázaro, con lo que dan inicio los trabajos legislativos del periodo ordinario de sesiones, además de la entrega del cuarto informe de gobierno del presidente Felipe Calderón.Para esta fecha, los diputados tuvieron que haber llegado a un acuerdo para definir qué bancada será la que presida la Mesa Directiva de San Lázaro para el próximo año legislativo septiembre de 2010 a agosto de 2011.

Sin embargo ante el anuncio del PRI de que ocupará ese lugar, y la intención del PRD de hacerlo también, el PAN a través de Francisco Ramírez Acuña presidirá la sesión hoy y hasta el 5 de septiembre, en busca de un acuerdo como marca la ley.

Encinas aceptó en esos escenarios que hay riesgo de que no se concrete un acuerdo para el próximo domingo 5 de septiembre, por lo que el riesgo de una crisis Constitucional está en la puerta.

Indicó que el PRI incluso amagó con votar el próximo domingo a mano alzada y con mayoría simple para erigirse, lo cual recordó no es legal, pues la ley pide para obtener ese cargo una mayoría calificada, es decir dos terceras partes del pleno.

Encinas dijo al respecto, que lo correcto es que el PRD encabece la mesa directiva y el PAN la Junta de Coordinación Política.Indicó que insisten en que la ley es clara y establece la rotación entre los tres diferentes grupos parlamentarios.Encinas dijo que no aceptarán ningún arreglo por debajo.

Aceptó que esta actitud genera ingobernabilidad pero también desmantela las bases de gobernabilidad para tomar decisiones en la Cámara baja.

cg
El Coordinador del GPPRD, el Dip. Alejandro Encinas Rodríguez, presentó su Informe de Labores Legislativas y la “Agenda Estratégica”.


Va el GPPRD en la Cámara de Diputados por la Reforma Política del Estado, Fiscal y Social, para el próximo periodo de sesiones que esta por iniciar.


Versión estenográfica del discurso:
http://www.diputadosprd.org.mx/ver_documento.php?tipo=3&id=1499





¿Qué es la Fundlocal?




En este espacio podrás encontrar información actualizada acerca de las actividades y el pensamiento de Alejandro Encinas Rodríguez, uno de los principales dirigentes de la izquierda mexicana.